Buscar
  • Libertad Diario

MUCHOS AHORROS, MINIMOS BENEFICIOS SOCIALES

Guillermo Fabela Quiñones

Con el cierre del año 2020 finaliza una era que dará paso a una incertidumbre impredecible de infaustas consecuencias. No podría ser de otra manera, pues los titiriteros que mueven el mundo pretenden continuar por el mismo rumbo seguido a partir de la segunda mitad del siglo pasado, cuando se fortaleció su hegemonía con los avances científicos y tecnológicos bajo el control del capital financiero con una orientación usuraria. La pandemia actual es el colofón de la perversidad de una minoría que pretende instaurar un Nuevo Orden Mundial dirigido por ella.


A sus designios no escapa nadie ni nada, será la naturaleza la única fuerza capaz de poner fin a los abusos y depredaciones jamás vistos en la historia de la humanidad. Con todo, hay algunos signos de esperanza, pero no para todos los pueblos de la Tierra. Cuatro décadas de neoliberalismo llevaron al llamado tercer mundo a un nivel de sobrevivencia, el cual persistirá mucho tiempo, en condiciones cada vez más calamitosas. El colapso del socialismo del siglo veinte facilitó a los países imperialistas la configuración del agio como modelo de expoliación sin necesidad de invasiones militares.


La deuda externa es la cadena que nos mantiene en la nueva esclavitud, sin necesidad de látigos ni cepos. Los barones de la banca global tuvieron cuatro décadas para imponer sobre las espaldas de dos terceras partes de la humanidad la carga de una deuda impagable, no porque falte voluntad a los gobiernos de pagarla, sino que los nuevos agiotistas no lo permiten, pues son los intereses la clave de la especulación y la cadena sobre el cuello de las naciones.

Un claro ejemplo de esta nefasta realidad la tenemos en nuestro país: el servicio de la deuda pública se ubicó este año en 52.1 por ciento del PIB. Para que esta situación no cambie están el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, siempre al acecho de incautos, o mejor dicho de gobernantes corruptos que se prestan a seguir endeudando a sus economías. No es casual que la deuda externa de México en diez años (2007 a 2017) haya pasado de dos billones de dólares a 10 billones. En este 2020 se ubica en 12.7 billones, incluso sin que se hayan solicitado nuevos créditos.


El año 2021 se vislumbra dramático mientras no se tome la decisión de una moratoria de pagos a los intereses, o al menos la iniciativa de una renegociación que permita el refinanciamiento de las arcas nacionales, muy afectadas por la pandemia y aún más por el error estratégico, según expertos en la materia, de reducir drásticamente el gasto público el año 2019, cuando lo racional y aconsejable era lo contrario para salir del bache neoliberal de cuatro décadas de déficit de las finanzas públicas, como consecuencia del nulo crecimiento real a partir del sexenio de Miguel de la Madrid y por el impacto de la deuda externa.

Ahora se pagan las consecuencias de esa fatídica decisión, encubierta como “austeridad republicana”. El presidente López Obrador se ufanó de que gracias a ésta y al combate a la corrupción se logró un ahorro de un billón 500 mil millones de pesos, además se recuperaron 800 mil millones por el cobro de impuestos de grandes conglomerados empresariales que antes no pagaban al fisco. Sin embargo, esta gigantesca entrada de dinero a las arcas de Hacienda no se refleja en un mejor bienestar de la población, aunque gracias a estos montos se tiene asegurada la adquisición de las vacunas contra el Covid-19, señaló el mandatario.


Simple y llanamente, los beneficiarios de los éxitos económicos del régimen de la Cuarta Transformación serán los laboratorios trasnacionales, mientras el pueblo seguirá ajustándose el cinturón, situación imposible de mitigar con los 2 mil 560 pesos bimestrales para los adultos mayores y los incrementos a los salarios mínimos, los cuales están muy lejos de recuperar el poder adquisitivo perdido en las últimas cuatro décadas. Por lo pronto, sólo queda hacer votos porque las vacunas sean exitosas y más aún el operativo que se monte para su manejo en todo el país.


guillermo.favela@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23



Las ideas argumentos y análisis expuestos, son responsabilidad de sus autores y no necesariamente coinciden con el criterio de ciencialibertad.org

1,332 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com