Buscar
  • Libertad Diario

¿TODO ESTÁ SALIENDO BIEN AL PRESIDENTE, O ES MERA ILUSIÓN?

Guillermo Fabela Quiñones

Sin más nubarrones que los de la madre naturaleza en estos días patrios, el país continúa su marcha hacia la entronización de un régimen fortalecido como lo quieren los poderes fácticos dominantes. El mayor riesgo está en el propio inquilino de Palacio Nacional, quien para avanzar en su proyecto “transformador”, se ve obligado a descubrir el trasfondo que persigue realmente: el fortalecimiento de un Estado con más amplios horizontes políticos y menores riesgos para las élites en el futuro.

La llamada Cuarta Transformación es la prueba evidente de un “gatopardismo” en su más pura esencia: hacer creer al pueblo que se gobierna para apuntalar la democracia en favor de sus intereses, cuando en el fondo se lleva a cabo todo lo que abona en beneficio de quienes no permiten la democratización progresista del Estado. Los hechos recientes en materia política son un éxito para el presidente López Obrador: “dobló” a la oposición en el Congreso, pero mostró su rostro envejecido como sucedía con el retrato de Dorian Grey.


NADIE MÁS FELIZ EN ESTOS DIAS QUE LA CUPULA PRIISTA


Nadie más feliz en estos días que la cúpula priísta, al no tener más necesidad de aparentar ser “oposición”, sino puntales en las políticas “progresistas” del mandatario, al lado de su partido que cada día se desdibuja más, y del color guinda está pasando a un tricolor o viceversa, según el daltonismo de quienes miren a los dos partidos supuestamente diferentes. Ya lo había advertido el Presidente al señalar que le parecía un contrasentido el “matrimonio” entre el PRI y el PAN, y recordar que para resolver esas situaciones absurdas se había creado el divorcio.

Ahora los que se quedaron “huérfanos” son los militantes de Morena, quienes creían que estaban luchando por un cambio de régimen verdadero, donde los intereses de las clases mayoritarias estarían cada vez más fortalecidos, con políticas públicas orientadas a favorecer al pueblo, es decir a los trabajadores del campo y las ciudades, a las clases medias, como se les había prometido. Los hechos demuestran lo contrario, tal como empiezan a percatarse sus miembros más organizados y conscientes, por lo que no será sorpresivo que al paso de los meses se vayan agudizando las contradicciones internas al interior de Morena, paralelamente al agravamiento de las protestas contra el gobierno federal, como es fácil advertirlo.


COMIENZA LA TEMIDA MOVILIZACION SOCIAL EN EL PAIS


Los problemas que el Presidente achaca a sus malquerientes, sin asomo de autocrítica, paradójicamente se podrían mitigar en la medida que se entregue aún más a las cúpulas oligárquicas (no necesita echar pestes contra la “mafia del poder”, ya se desgastó totalmente la frasecita), tal como lo está haciendo a dos años de finalizar su mandato. El costo político para él es obvio: no podrá influir como lo anhela en el desenlace sucesorio, pero a cambio podrá salir por la puerta principal de Palacio Nacional.


Los hechos nos están demostrando que no le quedará otra ruta a seguir, a menos que diera un autogolpe disfrazado con resultados muy inciertos. Así lo entienden en Washington y Wall Street, así lo entienden los poderes fácticos internos. No hay motivos para preocuparse: López Obrador seguirá con su muy personal estilo de gobernar, aunque en el lapso que le queda como mandatario no le rendirá los buenos dividendos que hasta ahora ha tenido: sólo la clientela adquirida con las “pensiones” bimestrales, la más despolitizada y desinformada, seguirá creyendo sus declaraciones “progresistas”.

Sin embargo, la realidad lo rebasará constantemente: comienza la temida movilización colectiva: mineros, maestros, estudiantes…


SALIO BIEN LA JUGADA CON EL PRESIDENTE BIDEN, ¿HASTA CUANDO?


Por lo pronto, le salió bien la jugada con el presidente Biden, no por su habilidad sino por el momento geopolítico que estamos viviendo a nivel global, con Estados Unidos y la Unión Europea aferrados al mundo unipolar que no tiene futuro, pero que mientras tanto los obliga a suavizar su trato en sus respectivas áreas de influencia o sus traspatios. El encuentro en Palacio Nacional con el secretario de Estado Antony Blinken y Gina Raimondo, secretaria de Comercio, fue una bocanada de oxígeno para el presidente mexicano, pues como dijo, finalizó “sin reproches ni amenazas”. Podrá seguir alardeando de “antimperialista”, mientras en los hechos les entrega lo que le pidan.

Por lo pronto, la reforma energética pasará al archivo muerto, tal como ha sucedido con la educativa y la laboral. Lo más que se le podría exigir al presidente López Obrador es que saque el mayor provecho, para el país, del imperativo de la Casa Blanca de contar con un “socio” que le asegure los suministros necesarios para sustituir los provenientes de China, sobre todo el litio; que actúe NO como si fuera un neoliberal burdo o disfrazado, sino como lo hubiera hecho en iguales circunstancias el presidente Lázaro Cárdenas. (¿Es mucho pedir o estoy soñando?).


URGE VISION PATRIOTICA AHORA QUE EU NECESITA LITIO


Tendrá que hacerlo, antes de que sea demasiado tarde, pues en 2023 el pago de pensiones sumará 1.7 billones de pesos, cantidad que al director de Estudios Económicos de Citibanamex, Adrián de la Garza, le parece “insostenible y alarmante”; pero no lo es para él la cifra injusta, inhumana y predatoria de más de un billón de pesos al barril sin fondo que es el Fobaproa, la joya de la corona de los tecnócratas salinistas que con tanto celo cumplieron los dos gobernantes panistas, la cual también ha asumido el actual mandatario.

La “invitación” de Blinken a que México se sume al proyecto de producir semiconductores y electromovilidad, para el cual se cuenta con 50 mil millones de dólares, suena muy bonita a los oídos. Con todo, la realidad es que se trata de un “anzuelo” para pescar el litio sonorense en la mejor negociación para la parte estadunidense. Vamos a dar al presidente López Obrador el beneficio de la duda y esperar a ver si actúa con visión patriótica o hace malabarismos demagógicos para seguir los pasos que le marquen la Casa Blanca, Wall Street y el Fondo Monetario Internacional.

Cabe recordar que el problema de los migrantes centroamericanos no se ha resuelto ni se resolverá; no porque López Obrador haya querido llevar su estrategia de “programas sociales” a Centroamérica, con la suma de 4 mil millones de dólares que prometió daría el gobierno estadunidense, sino porque la Casa Blanca tiene otras prioridades estratégicas: frenar la multipolaridad que amenaza la hegemonía de Occidente, sin importar los costos, que ya rebasan más de 40 mil millones de dólares, tanto en efectivo como en equipamiento bélico.


Memo.FQ@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23



Los artículos e ideas aquí plasmados, son responsabilidad de los autores y no corresponden necesariamente con el criterio editorial de ciencialibertad.org


También puedes descargar este artículo aquí…


TODO ESTA SALIENDO BIEN AL PRESIDENTE, O ES MERA ILUSION
.pdf
Download PDF • 447KB


1259 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo