Buscar
  • Libertad Diario

RIESGO GRAVE, IDEALIZAR LA FIGURA PRESIDENCIAL

Guillermo Fabela Quiñones

APUNTES…


Por esta vez, mi colaboración periodística está encaminada a poner en claro el riesgo que corre el proceso democratizador del sistema político mexicano, si se cae en fanatismos cuasi religiosos, como sucede en este nuevo momento mexicano. Así como Donald Trump asumió la presidencia con una base social indefendible, lo mismo puede ocurrir en México si la adoración por el presidente López Obrador se orienta, desde el grupo en el poder, hacia una forma idealizada de su figura.


Esto viene al caso por un ataque personal, vía mi correo electrónico, a todas luces guiado su autor (no viene al caso su nombre, pues ni es conocido y sus argumentos disque marxistas son el ropaje para ocultar su visceralidad argumentativa) por una finalidad idolátrica. De entrada, descalifica a todo aquel que critica al mandatario, y señala que “estos periodistas están más perdidos que un perro en periférico (sic), con sus mentiras podridas”.


ASUMIRSE DUEÑO DE LA VERDAD, CONTRARIO A LA DIALECTICA

Se asume dueño de la verdad, y puntualiza: “A propósito de Descubrir (sic) y evitar manipulaciones mediáticas extremadamente groseras y BURDAS (sic), es imprescindible conocer la verdad. ¡Ahí le va!” Continúa: “Lo anterior viene a colación por un artículo local, que leí en una versión autoral (no apócrifa) de un pasquín local de un articulista nativo del estado de Durango” (la sintaxis dice mucho). Se refiere al titulado “Sin asomo de autocrítica, el regreso”, es decir cuando el inquilino de Palacio Nacional retornó a las conferencias mañaneras.


Me califica de “PRIodista”, y también de “imberbe” cuando lo que me distingue desde hace un titipuchal de años es la barba casi blanca, aunque lo debe haber dicho para decirme que soy inexperto en la materia, y afirma: “no acaba de entender el método dialéctico”. Añade: “Lo de moda es la virulenta escalada verbal para boicotear cualquier alusión a las acciones del gobierno de la 4T” y me acusa de emitir “opiniones subjetivas… su andamiaje argumentativo es endeble y sin bases sólidas”. Tal es, según él, mi tesis.


“La antítesis del presidente es pues, exhibir nítida y crudamente, la putrefacción hedionda heredada de los regímenes que le antecedieron, documentando y siendo congruente entre su decir y su hacer. ¿Qué parte de cero tolerancia a la corrupción, al saqueo, la simulación y la impunidad no ha quedado claro?, se pregunta entusiasmado.


DE QUE SIRVEN ACUSACIONES Y JUICIOS SI NO HAY JUSTICIA

En respuesta sintética puedo afirmar, como dice el evangelio, texto al que se refiere constantemente el mandatario en sus intervenciones matutinas, que sus frutos permiten conocer a un político muy hábil en el arte de manipular a las masas, de ahí que sus frutos no maduren, como lo vemos en el tema del castigo a los delincuentes de cuello blanco acusados de corrupción; o como la penalidad a los expresidentes acusados de diversos delitos. ¿De qué sirven acusaciones y juicios si no hay justicia?


¿No es simulación grave haber favorecido la descomposición del partido que lo condujo al poder, Morena, ahora un semillero de “chapulines” de los demás partidos? ¿No es una simulación hablar de cambios estructurales serios cuando el régimen neoliberal sigue intocado en sus raíces que le dieron origen y sustento? Algo debía cobrar a la cúpula oligárquica para que siga feliz en su mundo, por eso con gusto pagó parte de los impuestos evadidos durante el periodo neoliberal.


Finaliza sus parrafadas diciendo: “Me conformaría con que el gremio, (alejado de lo periodístico) dejara de presentar elucubraciones como hechos. Que ya es mucho pedir”. Porque yo “me lamento” de que no haya escuchado el consejo de Elenita Poniatowska de poner fin a las “mañaneras”, hasta ella sufrió el disgusto del crítico a mi artículo, diciendo de ella que “está bien entrada en años y posiblemente esté senil y ya no coordine”. ¿Acaso es una lucubración la estrategia de la austeridad republicana, cuyos efectos nocivos se están viendo ahora?


No hay espacio para ejemplificar este tema, baste decir que al haber tomado una decisión propia del neoliberalismo (el adelgazamiento del gobierno), desde el inicio del sexenio, el daño criminal al sector salud por la tecnocracia salinista, la pandemia nos afectó con el dramatismo que vemos cotidianamente. En fin, hay mucho que responder al severo “marxista” que me comparó con un perro en el Periférico, pero no vale la pena. Anexa la lista muy conocida de periodistas “chayoteros”, quizá para que se piense que estoy en ella.


guillermo.favela@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23


Las ideas argumentos y análisis expuestos, son responsabilidad de sus autores y no necesariamente coinciden con el criterio de ciencialibertad.org

1,562 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com