Buscar
  • Libertad Diario

REQUIEM PARA UNA MADRE

A Carmen Corina ... ¡Nos dejaste tus sentimientos!

Javier Antonio Vivas Santana

Carmen Corina hoy tu pueblo de nacimiento, esa bella e histórica Elorza, arropada con las inmensas llanuras, y las aguas del río Arauca, aquellas en las que siendo niña siempre te bañaste junto con tus hermanos, y por ello, ha vuelto la sinestesia de saber que el ser más amado de la vida en algún momento se tiene que despedir. Y en esas remembranzas ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina creciste en lo más profundo de ese maravilloso llano, donde las vacas, los caballos y los chigüires, junto con gaviotas y garzas, y esa multicolor fauna y flora que siempre ha adornado los esteros y lagunas, dio la inspiración para que cada 19 de Marzo, todo tu pueblo dejara con arpa, cuatro y maracas, el espacio del conocer la riqueza de nuestra música entonada en el himno de Eneas Perdomo con Fiesta en Elorza, y que marcaba el inicio de esas alegres celebraciones culturales y religiosas del estado Apure. Y allí, en esas mágicas tierras y celebraciones ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina y en esa música, en ese amor que tanto profesaste por lo nuestro, fue lo que me llevó a querer todas las interpretaciones de Simón Díaz, Julio Miranda, Rogelio Ortiz, Luis Silva, Cristina Maica, Reyna Lucero, Rummy Olivo, Scarlet Linares, entre tantos otros(as), y tu infaltable Reynaldo Armas, tal vez por ello, es que, en una de sus canciones, dijo todas las madres son: "El amor más grande". Y al escuchar esas canciones ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina ¿cómo olvidar a mis cinco años ese primer día cuando me llevaste a la escuela? Aún está matizado en mi memoria lo que viví en mis inicios de aquella institución "San Francisco Javier", en donde dimos los primeros pasos de una formación ciudadana para los valores de una sociedad, muy distinta a la que hoy conocemos ¿Cómo olvidar que en cada salida, prácticamente todos los niños corríamos a dar ese abrazo de amor a nuestras madres, y recibir como premio el helado del carrito "Efe", y también saber que en contraste, hoy miles y miles de niños, ni siquiera tienen algo qué comer, y menos ir a una escuela. Seguro esa es la razón, por las que escribiendo estas líneas las lágrimas son imposibles de ocultar. Todo tiene una respuesta ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina, sé que fueron años de lucha, como todas esas madres abnegadas no solo por sus hijos, sino por sus familiares y amigos, que cada vez que estaba enfermo, te desvelabas por mí, o por mis hermanas, Angi y Estrella, pero también por tu compañero de vida y nuestro padre, Basilio, y también saber que tus noches sin dormir iban más allá de nosotros porque tu corazón estaba lleno de máxima bondad. Y en cada una de sus acciones ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina fue el hermoso estado Táchira el que finalmente nos vio consolidar la vida. Bramón, Rubio y San Cristóbal, y cualquiera de esos maravillosos pueblos nos hicieron construir los escenarios para sonreír con eudaimonia, pero también confrontar los avatares. Y en este oxímoron de situaciones ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina desde aquel liceo ”Mercedes de Navarro" en donde cursamos nuestro bachillerato, año tras año había un acto en homenaje a las madres. Y cada uno de esos años de nuestra adolescencia, escribíamos un poema o ensayo para leerlo a todas ustedes, era nuestro simple regalo para entregarles la reciprocidad del amor. Y en esa reciprocidad ¡Nos dejaste tus sentimientos!

Carmen Corina, sería muy largo todo lo que tendría que escribir para darte gracias por la vida y por tus infinitas acciones de entrega hacia quienes llevamos tu sangre, y de quienes te conocieron. Hoy, tus hermanos, Monino, Luis, Asdrúbal, Enrique y Carlos que hace un tiempo se fue a la paz que también te has ido, junto con tus hermanas, Elisa, Otilia e Hixia están contigo junto con tus sobrinos entre confundidas lágrimas de dolor y pesadrumbre por tu partida. En ellos, también existe la oración ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina, tu amado Basilio, tus hijas Angi y Estrella, y tus nietos Javier y Victoria lloran tu partida física con extremado sentido de saber que fueron momentos muy dolorosos, el ver cómo tu luz se iba apagando, pero quedará la alegría del saber que ante tantas de esas remembranzas estaremos fortalecidos para continuar avistando un mejor futuro. Y para esa fortaleza ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Carmen Corina, jamás te irás de nuestras vidas porque tu espiritualidad ha renacido en los pétalos de las flores de esos andes queridos, y en las sabanas eternas de tus llanos. Carmen Corina fue esa cárcel injusta que tuvimos que sufrir para saber que el amor de los seres humanos es para quienes aman la humanidad. Y tú siempre serás nuestra libertad de hermosos sentimientos, porque ¡Nos dejaste tus sentimientos!


¡Descansa en paz, Carmen Corina! Mamá ¡Nos dejaste tus sentimientos!


Las ideas argumentos y análisis expuestos, son responsabilidad de sus autores y no necesariamente coinciden con el criterio de ciencialibertad.org

1,006 vistas0 comentarios

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com