Buscar
  • Libertad Diario

RECOMENDACIONES DE ZEDILLO EN EL SURREALISMO DE LA 4T

Guillermo Fabela Quiñones

Apuntes…

En estos días en que todo se vale, por el desenfreno de la soberbia imperialista, no debería sorprendernos que un lacayo de Washington y Wall Street, pretenda dar consejos de buen gobierno cuando estando en el poder demostró precisamente lo contrario de lo que ahora aconseja. Tampoco, por otro lado, que vivamos situaciones surrealistas en el ejercicio del gobierno por el afán de quedar bien con Dios y con el diablo, actitud que ha distinguido al régimen que busca transformar un sistema putrefacto por las prebendas que otorga la Casa Blanca a los súbditos de su “patio trasero”.

Viene al caso lo anterior por la conferencia virtual que dio Ernesto Zedillo Ponce de León, actualmente director del Centro para el Estudio de la Globalización, con sede en la Universidad de Yale, que tituló Perspectivas Económicas y el Futuro de la Tecnología en América Latina. No debemos olvidar que en su mandato México descendió a las profundidades de la expoliación más inhumana entre las crueldades propias del neoliberalismo globalizador que “estudia” el ex presidente “mexicano”. No debemos olvidar que fue en su sexenio que se llevó a cabo el despojo de los ahorros de los mexicanos con el “rescate” de los banqueros que aún seguimos pagando; asimismo, el “rescate” de las empresas constructoras de carreteras y la venta de los ferrocarriles nacionales, medio de transporte vital para el progreso del país. Toda esta secuela de latrocinios con el firme apoyo del PAN, que le aseguró a Vicente Fox su acceso a la Presidencia.


CON ZEDILLO EN LOS PINOS EL PRI SE QUITÓ SU MÁSCARA

No obstante, Zedillo tuvo la desfachatez de aconsejar lo siguiente: “Alcanzar economías más productivas necesariamente pasa por la edificación de una sólida legalidad, de un sólido estado de derecho; para alcanzarlo, el principio de igualdad ante la ley debe aplicarse efectivamente en todas las circunstancias… Una estrategia que tenga como objetivo claro y creíble la reducción de la desigualdad y la pobreza, que aún aqueja desmesuradamente a nuestras poblaciones, sería el medio idóneo para darle viabilidad a las reformas estructurales necesarias” (sic).

Nunca debemos olvidar que Zedillo impuso el FOBAPROA con el beneplácito de Washington y Wall Street, mecanismo que quedó legalizado en 1998 con la creación del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB), Cuando abandonó Los Pinos el monto de la deuda privada que hizo pública ascendió a 648 mil millones de pesos, y a la fecha ese débito inmisericorde suma ya 994 mil millones, además del billón de pesos pagados de intereses. El “rescate” a los amigos constructores del salinismo, en 1997, fue de 56 mil millones de pesos y hoy asciende a 231 mil millones, dinero que se obtuvo del sistema de las Afores, la joya de la corona neoliberal, que acabó con la posibilidad de una pensión justa a los trabajadores jubilados.

Tampoco debemos olvidar que el 28 de junio de 1995, con Zedillo en Los Pinos, se llevó a cabo la cruel matanza de Aguas Blancas en la que perdieron la vida 17 campesinos guerrerenses y 14 quedaron heridos. En el Informe Anual de la organización Artículo 19, menciona que la ONG Causa Común obtuvo un registro de 672 masacres en México a partir de la impunidad que fue la constante a partir del sangriento episodio de Aguas Blancas. Realidad dantesca que se mantiene sin visos de que se corrija sino al contrario por la presencia en el escenario nacional del narcotráfico como instrumento económico y político encauzado por el inagotable consumismo en el mercado de estupefacientes en Estados Unidos.


ZEDILLO RECOMIENDA “LIDERAZGOS DECIDIDOS”, ¿A QUÉ?

Aun así, Zedillo no tuvo empacho en afirmar: “Esperemos que la ola de gobernantes populistas e ineptos sea seguida de liderazgos decididos”. Puede ser válido su razonamiento si partimos de un hecho incuestionable: los tecnócratas del periodo comprendido de 1980 a la fecha, no son ineptos para los intereses a los cuales sirven. Al contrario, hicieron muy bien su tarea de desarticular el tejido social de México, crear condiciones caóticas bajo la estrategia de apuntalar la desigualdad y propiciar la explotación de los trabajadores con leyes que garantizaran la “flexibilidad” necesaria en beneficio de la cúpula empresarial.

Lo que debe preocuparnos es su recomendación de crear “liderazgos decididos”. ¿Decididos a masacrar a los que protestan por las injusticias sin temor a las leyes?; ¿decididos a seguir leales a los dictados neonazis de la Casa Blanca sin temor al reclamo de sus pueblos?; ¿decididos a traicionar ideales democráticos y progresistas como está sucediendo en el Congreso con legisladores que son tan conservadores como la oposición reaccionaria?

Esto lo podemos afirmar sin cortapisas al darnos cuenta de que actúan de manera tramposa con el fin de facilitar el trabajo de la oposición; es decir, siendo Morena el instrumento para imponer leyes obsecuentes al empresariado sin responsabilidad social, como la iniciativa presentada por la bancada de Morena con sus lacayos del Partido del Trabajo y del PVEM. Se aprobó así la “cobranza delegada”, la cual legaliza el descuento de los créditos de nómina, antes de que los patrones paguen los salarios, además de autorizar a las sociedades financieras cobrar más tasas de interés a los asalariados al aplicar un factor de 1.2 que se multiplicará por el costo anual total (CAT) registrado ante la Condusef.


INICIATIVA QUE SERA “SOGA AL CUELLO DE LOS TRABAJADORES”

Ahora resulta que los opositores son más “progresistas” que los que se dicen de izquierda, con la excepción de los nueve diputados de Morena que votaron en contra y advirtieron que tan injusta medida será “una soga al cuello de los trabajadores”. Ahora la única salida a tal despropósito “legal” está en que el Senado la eche abajo de manera inequívoca, rotunda, pues es violatoria de la Constitución, de la Ley Federal del Trabajo, la de los Trabajadores al Servicio del Estado y los tratados firmados con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los principales beneficiarios, en caso de aprobarse, serán los banqueros (españoles los más importantes), pues tendrán asegurado el cobro, por usurario que sea, de los adeudos de trabajadores gracias a la figura de “cobranza delegada”. Con tales zigzagueos y simulaciones resulta imposible pensar que la Cuarta Transformación logre sentar las bases de un cambio progresista, con visión de futuro y favorable a un elemental sentido de justicia social verdadera. Esto explica el afán del presidente López Obrador de cubrir con un manto ideologizado cada una de sus acciones y políticas públicas, su inefable decisión de dividir entre liberales y conservadores, entre buenos y malos, sus discursos y declaraciones. Mientras tanto, la realidad sigue horadando el tejido social del país, lamentablemente.


MemoF.Q@hotmail.com

@VivaVilla_23


Los artículos e ideas aquí plasmados, son responsabilidad de los autores y no corresponden necesariamente con el criterio editorial de ciencialibertad.org


También puedes descargar este artículo aquí…

RECOMENDACIONES DE ZEDILLO
.pdf
Download PDF • 419KB



1028 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo