Buscar
  • Libertad Diario

¿Podrán el Presidente, Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard derrotar al Covid?

Actualizado: jul 9


Dr. Heinz Dieterich: Coordinador, Centro de Ciencias de la Transición, CTSUAM Coordinador, World Advanced Research Project, WARP


1. Desde Febrero 2020 hay salvación frente al virus


Cuando emergió el Covid-19 en diciembre del 2019, ni gobiernos ni científicos tenían conocimientos suficientes sobre su etiopatogénesis (causas y dinámicas evolutivas), para bloquear su propagación. Pero, apenas seis semanas después, la ciencia y política china habían desarrollado un exitoso protocolo de control del patógeno. Era una hazaña científica comparable a la de los fundadores de la microbiología científica, Robert Koch y Luis Pasteur, que terminó en el desarrollo de una metodología de protección anti-viral, que se conoce como el Algoritmo chino de las Siete Sapiencias -- 中国抗疫七大智慧的算法 (Zhōngguó kàng yì qī dà zhìhuì de suànfǎ).


Desde hace cinco meses, por lo tanto, había un paradigma de protección eficaz para la salud pública y producción económica a escala global, disponible para todos los gobiernos del mundo. Un paradigma, que además evitaba la falsa disyuntiva del capitalismo anglo-europeo de tener que decidirse entre la economía o la vida humana: profit or people. ¿Por qué, entonces, hay gobiernos, que hasta el día de hoy no emplean ese singular sistema de protección de la salud pública y económica, como es el caso, por ejemplo, de Donald Trump en Estados Unidos y Jair Bolsonaro en Brasil?


2. En Estados Unidos ya manda el virus, no Donald Trump


Tal interrogante es el núcleo del gran debate actual en Estados Unidos, donde la tasa de infección pronto puede llegar a los 100.000 (¡!) casos diarios, según el eminente científico Anthony Fauci. Cien mil casos al día significarán, por supuesto, el colapso de la sociedad estadounidense. Esta pregunta existencial para la nación definirá las elecciones presidenciales de noviembre. Si la opinión pública se convence, de que la cínica negligencia política y grave ignorancia cultural de Donald Trump son las causas de la catástrofe en ciernes --evitable desde febrero del año en curso-- no habrá Fox News ni mentiras compulsivas capaces de salvar la presidencia de Donald Trump. El Covid-19 habrá ganado, entonces, la batalla contra los “caóticos” (Obama) e improvisados charlatanes de la Casa Blanca.


3. Siete sapiencias de salvación china: 中国抗疫七大智慧的算法

Las siete sapiencias del método, que permiten controlar a la pandemia son:


1. diagnósticos masivos frecuentes;

2. contact tracing (la RFA tiene un excelente open source software, que puede copiarse);

3. cuarentena estricta;

4. cubrebocas y distancia física obligatoria;

5. logística hospitalaria adecuada;

6. información verídica y sencilla para concientizar a la población;

7. El papel trascendental del líder de la nación que tiene que estar al frente del combate, coordinando el esfuerzo nacional y predicando con el ejemplo la necesaria disciplina de sobrevivencia al pueblo.


4. ¡Es la sinergia, tonto!


Los siete pasos de esta metodología tienen que implementarse de manera simultánea. Esto es clave, porque sólo su efecto sinérgico es capaz de frenar rápidamente al patógeno, salvando vidas y subsistencias. Las improvisaciones y medidas parciales; la dilución de responsabilidades y recursos entre estados, gobernadores y burocracias ministeriales; la ocultación y minimización de la dimensión y peligrosidad de la epidemia, mediante sofismos y shows seudo-científicos; una política de micro gerencia de este macro problema; la apertura prematura de la cuarentena, que inevitablemente genera el crecimiento exponencial de la pandemia, como está sucediendo en Arizona, California, Texas, Florida, etcétera; la dilatación de medidas drásticas de control anti-epidémico según los protocolos eficaces, hoy día es imperdonable ante el avance exponencial de la pandemia en América. Ya no hay tiempo que perder en el Nuevo Mundo, si se quiere salvar economías y pueblos.

En el Reino del Medio fue el poder de la ciencia que permitió identificar con precisión el poder de la naturaleza (virus). La combinación de ambos tipos de conocimientos objetivos permitieron a un Estado preclaro y eficiente, evitar la catástrofe sanitaria, social y económica. No hay otra ruta ante la pandemia.


5. Situación azteca


Hace una semana, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se atrevió a romper un tabú político no escrito de la 4T azteca: se colocó un cubrebocas en un evento con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Apegándose a la verdad científica, se desligó con ese acto lleno de simbolismo psicológico de una narrativa oficial profundamente equivocada – que el cubrebocas no sirve.

Fue un paso tardío, porque Claudia Sheinbaum es física y Doctora en Ingeniería Ambiental. Siendo la ciencia el diagnóstico rigoroso de la realidad objetiva y el pronóstico probabilístico de su evolución, la Jefa de Gobierno y sus asesores científicos sabían en febrero, que sólo la aplicación de la metodología china, coreana, japonesa, vietnamita, etc., podía impedir la catástrofe en el país. Fue el conflicto de interés entre la identidad científica y política de la gobernante --entre su conocimiento científico de la verdad objetiva y el discurso políticamente correcto de la realpolitik— que impidió que reaccionara, cuando era necesario hacerlo. Superó este conflicto, seguramente alentado por un estudio del doctor Mario Molina, nobel de Química, que confirmó lo que era evidente desde hace cinco meses: que la mascarilla es la “medida más efectiva para prevenir la transmisión de la enfermedad entre personas”. Con todo, fue una medida valiente y de gran valor simbólico político-psicológico nacional de la Jefa de Gobierno.


Gobierno que, dicho sea de paso, está expuesta a una feroz campaña de agresión con mentiras y denigraciones, hasta de tipo racistas.

¡NUESTRA SOLIDARIDAD ANTE ESTA SITUACIÓN INACEPTABLE!


6. Equipo de salvación azteca

El desarrollo de la situación pandémica en México no deja dudas que la tendencia (curva) de evolución del patógeno es muy semejante a la de Estados Unidos, con un desfase de tres a cinco semanas. Ante esta situación, la salvación requiere la decidida intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador, apoyado por dos de sus más eficientes colaboradores, Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, quién ha hecho una labor silenciosa, pero eficaz, para frenar la catástrofe.


La implementación del Método chino de las siete sapiencias (七大智慧构成 的中国抗疫办法); misiones de apoyo internacional de países exitosos (China, Vietnam, Japón, Corea, el gobierno de Andrew Cuomo de Nueva York, etc.) para desarrollar e implementar el Plan Maestro integral de Control de la Pandemia, y la dirección directa del proceso por parte del Presidente, son los ingredientes imprescindibles para el éxito del programa. Una iniciativa estratégica de este tipo por parte de Andrés Manuel López Obrador sería la mejor manera de festejar y consolidar los dos años del triunfo electoral de la 4ta Transformación.


¡No hacerlo significa poner en riesgo todo lo positivo que se ha logrado construir en los últimos años!




4,194 vistas

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com