Buscar
  • Libertad Diario

MOMENTO DE DEFINICIONES, DESPUÉS SERÁ TARDE

Guillermo Fabela Quiñones


El sempiterno afán belicista de la Casa Blanca, en este momento llevado a su máxima expresión, obliga al gobierno de México a mantener la neutralidad que le da pleno sentido y fortaleza a su política exterior. Por lo mismo, es fundamental no claudicar en su legítimo y patriótico empeño de apuntalar la soberanía nacional, aunque ello disguste no sólo a grandes corporativos trasnacionales, sino a oligarcas criollos que actúan con el único propósito de acumular riquezas.

En este momento de definiciones, como lo apunta el presidente López Obrador, no hay espacio para componendas propias de tiempos pasados, pero tampoco para seguir usando trilladas fórmulas demagógicas que no sólo confunden a la población, sino que dan margen a que los beneficiarios del modelo neoliberal provoquen intrigas y campañas desgastantes, que lo son por la necesidad imperiosa de frenarlas.


PRESIONES PARA QUE EL PRESIDENTE ASUMA COMPROMISOS


Las presiones de los gobiernos de Estados Unidos y de Canadá, con el pretexto de hacer a un lado compromisos establecidos en el TMEC, han arreciado las últimas semanas con el fin avieso de involucrar a nuestro país en la aventura belicista en Ucrania, como no tuvo empacho en dejarlo claro el primer ministro Justin Trudeau. En el fondo, lo que subyace es el objetivo de arrinconar al mandatario mexicano para que desista de sus políticas contrarias a la depredación de las empresas de ambos países, de por sí tímidas y de poco alcance estratégico, con la excepción de la ley eléctrica.

Es preciso reconocer que no tiene más espacio para moverse como lo demandan las circunstancias, pero ni eso siquiera es aceptable por la soberbia imperialista, a la cual se ha sumado el premier canadiense al pretender obligar a López Obrador a que envíe “ayuda humanitaria” a Ucrania, a sabiendas de que al aceptarlo estaría convalidando la guerra promovida por la OTAN como el brazo armado del Grupo de los Siete y con los neonazis ucranianos como los ejecutores de la provocación.


RECTORÍA DEL ESTADO EN LA INDUSTRIA ELÉCTRICA, TEMA VITAL


De ahí la importancia de que sea aprobada la ley de la industria eléctrica conforme al imperativo de garantizar la soberanía de México en esta materia, como la tuvo hasta el inicio de la década de los noventa del siglo pasado. Con tal de que la oposición no prosiga con su labor de zapa, la fracción de Morena en la Cámara de Diputados aceptó seis de los doce puntos de la propuesta de los partidos PRI, PAN y PRD en materia eléctrica, los cuales no contravienen el fundamento esencial de la reforma: la rectoría del Estado.


Esos seis puntos son: incluir el derecho humano a la electricidad; reducir las tarifas domésticas; una tarifa baja para riego y alumbrado público; que escuelas y hospitales generen su propia energía, mediante subsidios para la instalación de paneles solares; convertir los certificados de energía limpia en certificados de energía renovable pero sin subsidios; y autorizar incentivos fiscales, vía la ley de ingresos, para hacer deducibles del IVA y del ISR inversiones en el sector.


SUICIDA CONVALIDAR LA AVENTURA BÉLICA EN UCRANIA


Mayor flexibilidad no se puede pedir, mucho menos aceptar. La rectoría del Estado se convertiría en un postulado demagógico que acabaría con la posibilidad de que haya transformaciones progresistas en los años subsecuentes. Las presiones son muy duras, internas y externas, pero rendirse a ellas sería el fin de la proclamada Cuarta Transformación, proceso político más que económico que posibilitó un margen de gobernabilidad suficiente para mantener a flote al régimen, no obstante, el controvertido estilo personal del Presidente.

Podría decirse que el propio mandatario representa mayor riesgo a su gobierno que el resultado de la revocación de mandato. Lo mantiene a flote, sin duda, el control que ejerce sobre los pilares del sistema político y económico, con las Fuerzas Armadas como el escudo inamovible cuya disciplina es alimentada con la confianza mutua entre mandatario y cúpula militar, un factor que podría complicarse en el supuesto caso de que el Ejecutivo cediera a las presiones de sus “socios” en el TMEC de convalidar la aventura belicista en Ucrania, lo cual están haciendo los medios públicos como Canal 11, Canal 22 y en menor medida el Canal 14; en sus noticieros han tomado, sin disimulo, partido en favor de Ucrania.


SCJN OBLIGADA A DEFINIR SU POSTURA SOBRE LEY ELÉCTRICA


El reclamo que López Obrador hizo el martes 5 a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por “no entrar a fondo” en el tema de la reforma eléctrica, es un tema que no se debe desestimar, pues indica que la “luna de miel” con esta instancia de poder puede finalizar en cualquier momento, con las consecuencias calamitosas de fácil suposición, de las cuales se aprovecharían los “adversarios” del mandatario, siempre al acecho de sus constantes zigzagueos y contradicciones.

Apuntó: “Aquí es definir si se va a considerar constitucional o no la ley eléctrica que establece que debe dársele trato, si no preferencial, igual que el trato que reciben las empresas particulares, porque en la reforma que hicieron (en el sexenio pasado) actuaron de manera corrupta… eso es lo que tienen los ministros que tomar en cuenta, ¿puede más el poder de las empresas?... lo que se va a demostrar es si son abogados que defienden el interés público, o si son patronales, empresariales”.

Es correcto tal planteamiento, no hay otra alternativa en un tema decisivo para el futuro de la nación. Más aún a sabiendas de que cualquier resquicio jurídico que se les deje a las grandes trasnacionales, con sus respectivos gobiernos como guardaespaldas a la expectativa de cualquier movimiento extraño, sería aprovechado para socavar toda acción en favor de los intereses nacionales, por timorata que sea.

Sobre todo en esta hora crucial para el mundo, cuando las ambiciones imperialistas se han recrudecido por la inmovilización social derivada de la pandemia de Covid 19 y sus secuelas, la cual benefició a las organizaciones empresariales más poderosas de Occidente, incluso a los empresarios más ricos de México. Según la revista Forbes, el magnate Carlos Slim sumó a su fortuna 30 mil millones de dólares en los dos años del flagelo, ahora alcanza la cifra de 81 mil 200 millones de dólares; Germán Larrea, en el mismo periodo triplicó su riqueza, que hoy asciende a 30 mil millones de billetes verdes; y Ricardo Salinas Pliego, tercero en la lista, posee ahora 12 mil 400 millones, 700 millones más que hace dos años.

El cuestionamiento que seguramente se hacen en Wall Street debe ser en el sentido de que hay sectores productivos que no se beneficiaron con la pandemia, como el de la fabricación de armamentos. De ahí la necesidad de “fabricar una guerra”.

MemoF.Q@hotmail.com

@VivaVilla_23


Los artículos e ideas aquí plasmados, son responsabilidad de los autores y no corresponden necesariamente con el criterio editorial de ciencialibertad.org


También puedes descargar este artículo aquí…

MOMENTO DE DEFINICIONES, DESPUES SERA TARDE
.pdf
Download PDF • 496KB


1620 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo