Buscar
  • Libertad Diario

LA SOLUCION A LOS GRANDES PROBLEMAS ESTA AQUÍ

Guillermo Fabela Quiñones


APUNTES…


Los grandes problemas nacionales están aquí, no se van a resolver en el exterior como lo pretenden las élites del país movidas por sus crecientes intereses, como socios minoritarios de grandes consorcios trasnacionales, principalmente del sector energético, de la minería y empresas de innovación tecnológica. Esto quedó demostrado por el nulo interés que despertó en la sociedad nacional la presencia del canciller Marcelo Ebrard en dos importantes reuniones de carácter global.

En cambio, cada vez preocupa más el rumbo del país y en particular el de la Cuarta Transformación (4T), como se evidenció a partir de que el director del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, lanzó por enésima vez duras críticas al dirigente del partido en el gobierno, Mario Delgado, por los resultados negativos en la conducción del instituto político a dos años de haberse hecho cargo de la dirigencia, a la que llegó por el polémico camino de encuestas públicas.


MORENA, ORGANIZACIÓN POLITICA ORIENTADA A LA DEFENSIVA


El tiempo le ha dado la razón a Porfirio Muñoz Ledo, quien participó en el proceso previo a las encuestas y advirtió que “el partido (Morena) se puede deformar y hasta corromper por el uso del dinero”. También señaló: “Hasta ahora somos mucho más movimiento que partido, esa es la verdad… No llegó (al gobierno) para un sexenio, sino para ser la fuerza política de la presente década… Un partido que se dice de izquierda tiene que reconocerse como de izquierda en sus propuestas y acciones”.

La realidad ha demostrado que no ha cumplido, el partido, su papel de ser el motor que impulse al gobierno a ser congruente con el proyecto de nación que se comprometió con el pueblo. Lo que se ha impulsado es el divisionismo con una finalidad perversa, como también lo señaló Muñoz Ledo al reconocer que “sólo en nueve entidades federativas se tiene una organización razonable, en doce no hay partido, nada, son brotes”… en el resto “hay una institución dividida en dos polos que pelean entre sí”.

En este momento, luego de transcurridos tres años del sexenio, la situación de Morena es la de una organización política a la defensiva, que no tiene garras ni dientes (base social organizada) para neutralizar exitosamente las presiones de los grupos de poder de corte reaccionario que aprovechan a su antojo el modo zigzagueante de gobernar del presidente López Obrador, quien es el verdadero dirigente de Morena y en Delgado tiene a un dócil receptor de sus instrucciones, situación alarmante en cuanto que por su propia convicción se ha excedido en la conformación de un partido variopinto, sin tácticas ni mucho menos estrategia orientada a fortalecer al régimen ante sus enemigos.

SERA MÁS DIFICIL LA TRANSFORMACIÓN QUE URGE AL PAÍS


Así como la tecnocracia priísta que asumió el poder en el sexenio de Miguel de la Madrid resultó más conservadora que su contraparte ideológica, el PAN, en forma parecida está sucediendo con Morena, situación que dificultará aún más la transformación estructural que demanda el futuro, tal como se advirtió a raíz del paso que impulsó el mandatario a sabiendas de que no hacerlo ahora daría margen a los ultra reaccionarios a redoblar sus acciones desestabilizadoras: La reforma eléctrica.

De ahí la trascendencia de que Morena asuma su responsabilidad histórica de convertirse en un verdadero partido capaz de frenar las embestidas de la reacción, cada vez más virulentas, tanto por la actitud contemporizadora del Presidente como por sus contradicciones que desorientan incluso a su propio equipo de colaboradores cercanos. De no hacerlo ahora, el año que viene, cuando los problemas que deje la pandemia, más los que vendrán por la inercia de la economía y de las secuelas sociales, serán campo minado para la 4T.

El futuro inmediato no pinta nada bien para el régimen, no por la pandemia y las presiones reaccionarias de las élites, sino por la falta de rumbo de un gobierno decidido a caminar en una cuerda floja sin perder el equilibrio, lo cual es imposible sin tener vientos a favor, en este caso un partido con fuerza suficiente para neutralizar corrientes adversas.


guillermo.favela@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23



Los artículos e ideas son responsabilidad de los autores y no corresponden necesariamente con el criterio de ciencialibertad.org


También, puedes descargar éste artículo aquí...

LA SOLUCION A LOS GRANDES PROBLEMAS ESTA AQUÍ
.pdf
Download PDF • 417KB

532 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo