Buscar
  • Libertad Diario

LA “NUEVA” NORMALIDAD DESPUES DE MAÑANA

Guillermo Fabela Quiñones

APUNTES…


Con el mundo convulsionado por la pandemia y la aguda crisis económica en aumento, este martes se llevan a cabo en Estados Unidos las elecciones que marcarán el fin del mito de la supuesta democracia más representativa del planeta. El rostro sin máscara del sistema político de la principal potencia imperialista se verá en su real dimensión, cualesquiera que sean los resultados. Las encuestas a lo largo de las últimas semanas dan como vencedor al demócrata Joe Biden, pero el rechazo anticipado del republicano Donald Trump a la aceptación de su derrota, pronostica un conflicto que irá subiendo de tono al paso de los días.

Mientras tanto, en nuestro país la coyuntura actual no permite vislumbrar un futuro menos ominoso, que necesariamente podría agravarse como consecuencia del proceso poselectoral en Estados Unidos. Curiosamente, el común denominador en la situación de ambos países es la presencia del covid-19 y su mal manejo, que nos tiene en un liderazgo que no quieren los pueblos. El primer lugar lo tiene la potencia imperialista con más de 230 mil fallecimientos, el cuarto nuestro país con cerca de 92 mil decesos, y contando porque no hay día sin contagios ni muertos.


El mundo será otro a partir de esta semana; de hecho, la que se podría calificar como “Mala Época”, de presagios impredecibles, comenzó con determinación en febrero. La pandemia puso a prueba la capacidad y liderazgo de los sistemas políticos predominantes, el occidental encabezado por Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña y Francia, y el oriental por las dos súper potencias que logaron remontar su atraso tecnológico y económico en poco tiempo, mucho menor que el que consumieron las potencias occidentales para llegar a su actual fisonomía: Rusia y China.


Los estragos del covid-19 podrían ser más letales que los provocados a su paso, en 1918, por el virus de la influenza durante más de dos años en que se logró “aplanar” su curva de contagios. No por falta de capacidad científica y tecnológica, sino por las consecuencias del capitalismo en su fase monopólica y de mayor consumo innecesario de la historia. La acumulación alcanzada no tiene parangón ni lo tendrá si la humanidad se decide a luchar por sobrevivir. En este sentido, cualquiera que sea el ganador en las elecciones estadunidenses, el rumbo de su sistema político seguirá siendo el mismo, sólo variaría la forma de concretar políticas públicas.


América Latina, y nuestro país en particular, seguiremos siendo el “patio trasero” de Estados Unidos. Así como la Casa Blanca “tendrá que lidiar con los muchos daños” provocados por la pandemia, como aseguró el principal experto en la materia en Estados Unidos, Anthony Fauci, México tendrá que hacerlo con las presiones de Washington gane quien gane. Es la terrible consecuencia del fatalismo geopolítico de contar con más de 3 mil kilómetros de frontera con la súper potencia cuyo “Destino Manifiesto”, según sus fundadores, lo es mantener subyugados a los pueblos latinoamericanos.

Tal ideología se concretó, como sabemos, en la Doctrina Monroe, la cual hemos sufrido los mexicanos desde 1847, y desde entonces ha sido una realidad ese destino manifiesto en cada uno de los grandes movimientos históricos en busca de un mejor futuro para los mexicanos. En estos dos años lo hemos visto con las dificultades para lograr mínimos avances en la llamada Cuarta Transformación, a las cuales se han sumado, innecesariamente, las contradicciones de un mandatario que pareciera estar luchando contra su otro yo, el que se conoció durante su etapa de luchador social.

El mismo, en este momento de crisis, es su principal enemigo. Es preciso reconocerlo, a fin de actuar en consonancia con quien el pueblo esperaba que la nación tomara un rumbo más firme hacia un porvenir menos dramático, menos ominoso para la sociedad en su conjunto, con la excepción de la minoría que se benefició con los abusos del régimen neoliberal.


guillermo.favela@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23


Las ideas argumentos y análisis expuestos, son responsabilidad de sus autores y no necesariamente coinciden con el criterio de ciencialibertad.org

62 vistas

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com