Buscar
  • Libertad Diario

LA HISTORIA COMO FETICHE DE MANIPULACIÓN

Guillermo Fabela Quiñones

APUNTES…


Mientras el presidente López Obrador se refugia en el pasado, el presente se empeña en abollar su investidura. Desde luego, tomar en cuenta la historia es una necesidad cultural ineludible, pues la experiencia de los pueblos demuestra que olvidarla es abrir la puerta a los errores de nuestros ancestros. Lo inconveniente, desde cualquier ángulo, es verla como un fetiche, un dogma, una fórmula política para manipular a la sociedad. Más aún cuando en esta etapa del mundo vivimos experiencias de suma trascendencia imposibles de soslayar.

Los tres años transcurridos de su sexenio han servido para sacudir un sistema político enmohecido, empantanado, desbordado por la complejidad de problemas añejos y algunos inéditos, que se prometió serían atendidos (no solucionados), con la urgencia que amerita cada uno de ellos. El sacudimiento, en un principio fue como una bocanada de aire fresco que despertó expectativas. Con todo, no obstante, el hábil manejo de los medios con un carácter controversial, los hechos concretos se obstinan en demostrar que no existe voluntad política real para enfrentar situaciones de alto riesgo.


PERSISTE EL MISMO MODO DE DISTRIBUIR LA RIQUEZA

No de otro modo se puede calificar al hecho incuestionable de no empatar la realidad con los discursos y las promesas. El verdadero peligro para el futuro de los mexicanos es ese: la incongruencia entre el decir y el hacer, el ocultamiento de la realidad con el fácil recurso de la retórica sustentada en la abstracción de la Historia. Esto contradice el lema del sexenio referido a que juntos, pueblo y gobierno, “estamos haciendo historia”. Es fácil ver que no es así, pues las instituciones del Estado siguen estando al servicio de las cúpulas oligárquicas.


Por mucho que se diga que hay cambios en favor de las clases mayoritarias, en esencia persiste el mismo modo de distribuir la riqueza del régimen tecnocrático neoliberal, con las facilidades de siempre a los grandes capitalistas, ahora obligados a pagar puntualmente impuestos conforme al imperativo surgido en el Grupo de los Siete de frenar la voracidad de los grandes consorcios globales con capacidad para absorber por completo la riqueza acumulada desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.


Esta urgencia regulatoria ha servido al presidente López Obrador para enfrentar el descontento de los súper magnates criollos, quienes aun así se obstinan en no pagar lo justo y en sacar sus cuantiosas utilidades del país sin cumplir su supuesto compromiso de invertir en México, como lo demuestran datos que ocuparían amplio espacio que no tenemos en este artículo. Asimismo, le ha servido el T-MEC para negociar el cumplimiento de normas elementales de justicia laboral, como la libre contratación y salarios decentes, aunque los resultados son tan magros que no se festinan en las conferencias “mañaneras”.


LA REALIDAD SIGUE HORADANDO LA IMAGEN

PRESIDENCIAL

En cambio, la realidad sigue horadando la imagen presidencial en temas fundamentales, como la impartición y procuración de justicia, con hechos que se prestan a interpretaciones de todo tipo; tal es el caso tan comentado los últimos días de las acusaciones y órdenes de aprehensión a treinta y un ex funcionarios del Conacyt, todos con categoría de científicos. Lo que pasará a la historia, independientemente de las indagaciones, es que el fiscal general de la República giró esas órdenes en venganza por no ser admitido como miembro del órgano rector de los científicos del país.

Lo que trascenderá de este sexenio será un hecho contundente: la impunidad sigue bien enraizada en el país, sin que haya indicios de cambios concretos. Un claro ejemplo, de los muchos que se conocen: asumió el cargo de gobernador en San Luis Potosí quien, como presidente municipal, según la denuncia que hizo oportunamente la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), junto con diecinueve personas morales y físicas, “ejecutaron un elaborado esquema mediante el cual se desviaron cantidades millonarias de recursos” de los municipios de Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí por un monto de 724. 6 millones de pesos. ¿Juntos estamos haciendo historia?


guillermo.favela@hotmail.com

@VivaVilla_23




Los artículos e ideas son responsabilidad de los autores y no necesariamente corresponden con el criterio de ciencialibertad.org


Ahora puedes descargar nuestros contenidos en PDF aquí...

LA HISTORIA COMO FETICHE DE MANIPULACIÓN
.pdf
Download PDF • 410KB

581 vistas0 comentarios