top of page
Buscar
  • Libertad Diario

Golpes de Estado Geoestratégicos en Perú y Argentina. En la Mira Brasil, México, China.

Dr. Heinz Dieterich 13.12.2022

1. Operación Condor del Siglo 21: Dimensión Geoestratégica


Las razones geoestratégicas, que motivaron al Imperialismo Atlántico Washington-Londres-Berlín-Bruselas a iniciar la Operación Condor del Siglo 21 en la Patria Grande, resultan de la convergencia de dos vectores: 1. El decisivo, el determinante es la estrepitosa derrota de su agresión contra Rusia y China; 2. Derivado y menos decisorio, la revigorización del integracionismo bolivariano a raíz del triunfo electoral de Lula y la vertiginosa consolidación del modelo de gobernanza, de la fuerza y liderazgo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en todo el Hemisferio Occidental.


En este contexto, el coup d´ etat en Lima pretendía arrancar la presidencia de la Alianza del Pacífico del control del integracionismo latinoamericano que sostenía México. La negación de AMLO, de participar en esa maniobra imperialista, frustró la estratagema de Washington, tal como había frustrado durante el golpe de Estado en Bolivia el magnicidio contra Evo Morales.


En Argentina, el golpe contra Cristina Kirchner fue hecho para debilitar el potencial eje bolivariano liderado por AMLO y bloquear la integración de Argentina a los BRICS, en un ataque directo contra la presencia china en el Hemisferio Occidental. El tercer golpe de Estado se está organizando actualmente contra la asunción al poder y la consolidación de Lula, debido a que Brasil es el único miembro y principal baluarte de los BRICS en América Latina.


En resumen: los dos golpes de Estado consumados y el tercero, en status nascendi en Brasil, son parte de la Operación Condor del Siglo 21, instrumentada por el Imperialismo Atlántico contra los procesos geopolíticos del BRICS y del renaciente integracionismo bolivariano en el Hemisferio Occidental.


2. Fin del American Century

La derrota militar del pentagonismo estadunidense y sus satélites (OTAN) en Ucrania es de tal dimensión, que Biden, Scholz y von der Leyen han decidido abrir un nuevo frente de guerra: esta vez contra Serbia a fin de dominar el Balcan oeste; desplegar cohetes Patriot en la frontera con Rusia y autorizar ataques de profundidad dentro del hinterland ruso, empujando, de esta manera, la humanidad otro paso más hacia el holocausto nuclear global.


La derrota ante China tampoco es menor, como muestran los siguientes datos: La recuperación de la soberanía estratégica árabe en medio oriente, encabezada por Arabia Saudita y Qatar y espectacularmente manifiesto en su creciente cooperación con China y Rusia, ha cambiado la correlación de poder mundial para siempre; la sustitución del petrodólar por el Petro-Renminbi (RMB) es un golpe casi letal a la estabilidad estructural del dólar; el colapso del más reciente fraude global del capitalismo financiero de casino, el Ponzi scheme de los criptomonedas, así como la instalación de un sistema global monetario de los Central Bank Digital Currencies (CBDC), encabezado por China, Singapur, Hongkong, Thailandia, Qatar y el Banco de los Bancos Centrales (Bank of International Settlements) – la plataforma multi-CBDC mBridge-- son otros clavos en el ataúd de la tiranía financiera anglosajona (sistema de Bretton Woods) y su dominación mundial.


Es este escenario de derrotas, junto con la “soberanización” de Irán, India y Paquistán, que explican, porque el valor geoestratégico relativo del patio trasero se ha multiplicado exponencialmente para Washington en su despiadada guerra de suma cero por la dominación mundial contra China y Rusia. Correlativo a este valor relativo será la brutalidad de imposición de sus intereses monroeístas en América Latina.



3. Rota la Cadena Socialdemócrata criolla: Perú

Los coup d´etats de Washington, previsibles desde hace mucho tiempo, golpearon en dos de los eslabones más débiles del nuevo integracionismo latinoamericano.


Castillo demostró desde hace mucho tiempo que carece de todos los elementos de liderazgo necesarios para conducir un país. Vinculado vía su esposa al clerical-fascismo evangélico gringo; empujado desde las zonas rurales precarias con un mínimo margen electoral del 0.25% sobre la sempiterna Keiko Fujimori, se instaló en la presidencia sin perspectiva de un futuro viable; para colmo se alejó del partido que lo había llevado al gobierno, quedándose huérfano; sin un programa político de cambio real planificado y viable se acercó cada vez más a la reacción para finalmente fracasar en su fallido golpe parlamentario anunciado. En todo su tiempo gubernamental nunca logró superar el status de una especie de Rasputín andino instrumentado por manipuladores sistémicos de diversos tipos. Tuvo plena razón el analista ecuatoriano Alexis Ponce, cuando escribió en agosto del 2021, que Castillo no era más que un “castillo de arena”, un “castillo de naipes” que iba a caer.


Cuando en Chile los patriotas de la Unidad Popular defendieron a Salvador Allende contra el golpe militar, sacrificaron legítimamente su vida por una causa y un líder digno. En Perú es trágico ver que ahora la gente pobre muere defendiendo a un farsante, identificándolo equivocadamente como un auténtico representante del humillado y denigrado pueblo-indígena ante las castas oligárquicas del país.


4. Rota la Cadena Socialdemócrata criolla: Argentina

De manera semejante, el coup d´etat contra Cristina Kirchner fue simplemente el final de un gobierno quebrado desde hace mucho tiempo, destruido por las guerras internas --the game of thrones-- entre el protagonismo incontrolable de la dinastía Kirchner y las limitaciones de su dauphin (delfín) escogido en 2019, Alberto Fernández, dentro del totemismo político rioplatense malentendido como “Peronísmo”. En este entorno, con una deuda externa impagable; una inflación del 76.6%; gobernado de facto por la tóxica Directora Gerente búlgara del FMI, Kristalina Georgieva; con pleitos internos “peronistas” interminables entre sus caciques y patotas faccionístas y sectaristas; una justicia de clase corrupta; a la merced de la City, del capital financiero internacional y la Embajada estadunidense, en este entorno, los intentos de Kirchner de sobrevivir mediante una política de appeasement con la Embajada gringa, no podían prosperar.


5. La Contra-Revolución de Color y sus Cómplices

Los golpes de Estado contra Eduardo Castillo en Perú y Cristina Kirchner en Argentina aclaran sin ambigüedades la situación estratégica de poder y del futuro de América Latina, más allá de las mentiras de la socialdemocracia reciclable criolla y española --llamada correctamente por el mejor analista geopolítico de América Latina, Alfredo Jalife-Rahme “la izquierda trasvesti”-- y la cínica demagogia burguesa sobre la democracia (liberal), que emiten incesantemente Washington, Bruselas y sus intelectuales oligárquicos endógenas.


Esos actores imperiales han nutrido sistemáticamente la ilusión de una nueva primavera bolivariana (electoral) en Nuestra América, junto con los intelectuales mediocres e irresponsables de “la Izquierda”, que siguen clasificando la realidad política de manera maniquea como “izquierda” y “derecha”, cuando hoy día solo ignorantes u oportunistas pueden usar esa dicotomía. Hace décadas que esta dicotomía ya no sirve para entender la realidad. Hoy día es un simple ardid del perception management imperial-oligárquico en la lucha de clases ideológica: un malware de los mandarines hegemónicos para ocultar la correlación objetiva de poder en la transformación social, a fin de mantener “la manada” bajo control.


Pero, mientras la falsa dicotomía les sirva para manipular sus cotos políticos y proteger sus prebendas respectivas, esos líderes de opinión y charros políticos, sindicales y burocráticos, pegarán la etiqueta de “izquierda” a cualquier chamán embaucador que profesa servir al pueblo. Mientras la opinión pública no aprenda a diferenciar entre gobiernos socialdemócratas, neoliberales y Socialistas del Siglo 20 (Cuba) y Siglo 21 (China), tales mandarines no son más que cómplices de la Contra-Revolución imperialista. Desenmascararlos es tarea imprescindible en la defensa de las transformaciones verdaderas.



6. Métrica de la Represión previsible: América Latina - Ucrania

Para lograr sus objetivos en el patio trasero, el imperialismo procederá, como siempre, con el terrorismo de Estado, la extrema brutalidad y todos los engaños posibles, que tenga a su disposición. Para comprender la dimensión del peligro, es posible utilizar la métrica histórica latinoamericana del terrorismo monroeísta contra Argentina, Chile, Cuba, Nicaragua, etcétera. Sin embargo, la Guerra en Ucrania aporta un modelo más reciente.


La métrica actual de la brutalidad (virulencia) de la agresión imperialista la proporcionó el miércoles pasado la excanciller demócrata cristiana alemana Angela Merkel en el semanario germánico Die Zeit. Merkel, popularmente conocida como “Mutti” (Mamá), por sus sempiternos poses de bonachona, moderada e inteligente, confesó en la entrevista, que los Acuerdos de Paz de Minsk (2014/15) firmados por ella, nunca fueron un intento diplomático auténtico para conseguir la paz negociada; sino que se trataba simplemente de una operación de engaño deliberado de Rusia y del mundo entero (sic), a fin de ganar tiempo para el rearme de Ucrania y su conversión en la punta de lanza militar para la ofensiva contra Rusia preparada para el 2022/23.


Es decir, Mutti participó activa y deliberadamente en la preparación del baño de sangre imperialista en el corazón de Europa (Ucrania) organizada por el “Occidente colectivo”. Aplicando los criterios del Tribunal de Nuernberg es evidente que Mutti y sus cómplices del Imperialismo Atlántico son responsables del peor crimen de guerra que conoce el derecho internacional: la guerra de agresión.


Ese hecho demuestra, que no se puede confiar nunca en acuerdos y consensos convenidos con el imperialismo, ya que esos acuerdos ni valen el papel en que están escritos. El transformador, que finalmente se libera de las delusiones y mentiras de la democracia liberal burguesa tendrá que aceptar la cruda realidad de la política. En el subsistema de la biósfera llamada sociedad global existe una sola ley de sobrevivencia: la ley del poder.



7. Brasil y México

El hecho de que Washington haya decidido abortar la revigorizada tendencia integracionista-bolivariana de la socialdemocracia latinoamericana, tuvo un catalizador importante en el frágil triunfo electoral de Lula, la vertiginosa consolidación del proyecto-gobierno de AMLO en México y el avance sino-ruso como nuevos co-decisores globales.


Como es obvio, la alianza estratégica entre los dos países más poderosos de América Latina, Brasil y México, claramente formulada por AMLO en su histórico telefonema pos-triunfo con Lula, al igual que su inclaudicable reivindicación de la soberanía nacional, son inaceptables para Washington. Dada la situación muy inestable y débil de Lula --a diferencia de la de AMLO, cuya presidencia está consolidada sobre una alianza con las masas, las armas, el sector hegemónico del gran capital y la hegemonía mediática-- la subversión imperial de regime change se dirigirá ahora primordialmente contra Brasil. Esto no quiera decir, que el imperio cese sus intentos de desestabilizar al gobierno de la 4T, pese a que la punta de lanza de la subversión golpista de color para el 2024 --el corrupto engranaje del Instituto Nacional Electoral (INE) y Tribunal Electoral-- parece haber sido desmantelado exitosamente en la actualidad.


Con todo, el campo de batalla principal a observar en lo inmediato, es Brasil.


8. El Cáncer de la Contra-Revolución de Color

La etiología del cáncer es un buen modelo didáctico para explicar al pueblo el papel de la “Revolución de Color” en la destrucción de un gobierno popular. Ambos fenómenos son procesos parasitarios-destructivos complejos que destruyen a los tejidos corporales sanos del organismo; y cuya neutralización depende de dos vectores claves: 1. la detección temprana del tumor, o sea, la fase de desarrollo en que se encuentra la disfuncionalidad sistémica; 2. la disponibilidad de científicos de excelencia, que dominan los algoritmos, tecnologías y recursos de vanguardia (insumos) para combatir el mal.


En el caso del organismo bio-social (sociedad), esa analogía significa que debe de haber centros de diagnóstico avanzados (think tanks), que alerten tempranamente sobre la subversión para poder desarrollar contramedidas adecuadas para frenar su proliferación. Es decir, centros de investigación sociales de excelencia que proporcionen los equivalentes funcionales de las tomografías, estudios hematológicos, biopsias y anticuerpos monoclonales contra el cáncer, que son la principal línea de defensa contra la destrucción del organismo vivo.


Lamentablemente, nada de esto existe en América Latina. Ni en México ni en Brasil hay un solo instituto de investigación estratégico multidisciplinario de nivel internacional en ciencias sociales o políticas, que merezca el nombre: ni en los partidos políticos, las universidades, los aparatos estatales, ni entre los dizque NGO´s.


Basta ilustrar el caso con una perla de la universidad más grande de América Latina, la UNAM, que anuncia en su nivel de posgrado de ciencias políticas y sociales (sic) el curso “Reggeaton como resistencia al colonialismo estadunidense y masculinidad suave como capital sexual: el fenómeno Bad Bunny”.


Mientras el “colonialismo estadunidense” hunde Europa en un baño de sangre e instala en la Patria Grande la Operación Condor del Siglo 21, la Academia se ocupa del “reaggeton” Bad Bunny, como forma de “resistencia”.


Suave Patria, puedes dormir tranquila. Con tales guardianes del cáncer de la Contra-Revolución, ¡Nada te puede Suceder!


Golpes de Estado Geoestratégicos en Perú y Argentina.
.pdf
Download PDF • 648KB

9968 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page