Buscar
  • Libertad Diario

Feminicidios, Fin del Megaproyecto 4T y Elecciones federales de Junio.

Actualizado: hace 3 días

Dr. Heinz Dieterich 22.3.2021

Coordinador CTS-UAM, WARP

1. “Yo ya estoy en la 5T”

Uno de los tuiteros más influyentes de México y del mundo señaló recientemente que la 4T ha fracasado y que él ya actúa en la 5T. Ninguna persona con capacidad analítica-racional o simple sentido común podrá disentir de ese juicio sobre el fin del proyecto original de transformación, que en 2018 logró movilizar 30.5 millones de voluntades mexicanas.


Estamos viviendo, por tanto, en la configuración de la 5T –o fase Post-4T-- que anuncia ese brillante pensador. Sobre los tiempos y formas de transición de la emergente 5T puede haber criterios diferentes, al igual que sobre su aseveración que el presidente llegará al 2024 porque hay una “enano oposición” que no logrará desbancarlo.


El hecho mismo de la crisis existencial de la 4T, sin embargo, y su lógica de deterioro no ofrece misterios. Todo indica, que es parte de la lógica crepuscular de los proyectos desarrollistas socialcristianos (Perón, Lula, Chávez, Correa, Aristide, Lugo), socialdemócratas y bonapartistas latinoamericanos.

2. Implosión moral de Morena

Es doloroso hablar de la “implosión moral” del gran movimiento de esperanza “Morena”, pero sería ilusorio no ver que actualmente es sólo una sombra de lo que fue. La evidencia respectiva es amplia, entre ella: 1. El sainete de las “encuestas” para “elegir” candidatos electorales que ofende a toda persona que sabe de estadística; 2. Tener un presidente que funge como “florero”, porque Mario Delgado no preside ni decide nada; 3. No ser sujeto de concientización nacional ante los grandes problemas del país, como la violencia endémica contra la mujer, la previsible tragedia del Covid y la improductividad de nuestras academias, que no han logrado producir un solo candidato a vacuna anti SARS-CoV-2, mientras la pequeña y bloqueada isla socialista de Cuba ya tiene tres; uno de ellos en fase tres de ensayos clínicos. 4. Otro parámetro irrefutable de la agonía es la ausencia total de formación de cuadros para la transformación, a casi tres años del triunfo electoral.


En resumen, Morena ha perdido la narrativa, mística y capacidad estratégica de adaptación a las actuales condiciones del hábitat nacional y global. No dispone de un GPS científico-político ante los enormes desafíos de la Revolución Digital, de la electromovilidad y del hidrógeno verde, de la catástrofe bio-política SARS-CoV-2 y la destrucción de la Pax Americana global (Imperio estadunidense) por la gobernanza populista-caótica del fracasado neofascista Donald Trump.

3. AMLO y el Juego de Suma Cero

La razón principal del deterioro de la 4T radica probablemente en la decisión de su fundador y líder Andrés Manuel López Obrador, implementada tras el triunfo electoral de 2018, de liquidar al fervoroso movimiento de masas “Morena”, en lugar de convertirlo en un Partido de Masas-Vanguardia en sintonía con el Estado y proyecto modernizador.


Fue una determinación arriesgada, audaz, como las que suele tomar el presidente, porque apostaba a sustituir un poderosísimo engranaje de transición históricamente comprobado, por una maquinaria transformacional novedosa de cuatros elementos: el presidente, la Fuerza Armada, los superdelegados (futuros gobernadores) y los siervos de la nación.


Era un juego de suma cero, algunos dirían de ruleta rusa, frente a la verdad establecida por la historia y la ciencia: que la única fuerza social capaz de refundar una sociedad sea por reforma, sea por revolución, es la alianza entre mayorías y vanguardias en sinergia con el Estado. Pero, el Estado como razón instrumental de la refundación, no como causa final (teleológica).


4. Falla Juego de Suma Cero de AMLO

La audaz estratagema de Andrés Manuel López Obrador avanzó bien en los años 2018 y 2019, pero se malogró con la irrupción del Covid-19 en México (marzo, 2020), ante el cual nunca hubo una respuesta científica adecuada, ni del gobierno, ni de los líderes sociales y burocracias doradas que controlan las universidades públicas y estamentos profesionales. La pandemia magnificó las contradicciones inherentes a la apuesta de AMLO, de no convertir Morena en el eje del sujeto transformador Masas-Vanguardia- Estado, e hizo, que su intrépido juego de suma cero fracasara.


5. El Precio del Fracaso

La dramática consecuencia de la decisión, en retrospectiva, apoptótica sobre Morena –que cortó de raíz la vital interacción sistémica de optimización del software entre los tres sujetos de transformación-- se manifiesta en el hecho, de que en los tres años de potencial hegemonía de la 4T, ésta no ha logrado evolucionar una conciencia estratégica racional en la población, ni en el partido, ni en el aparato gubernamental, más allá del rechazo a la corrupción y al neoliberalismo. La estigmatización de ambas patologías es, por supuesto, un logro en cualquier cultura, pero no puede sustituir a una narrativa racional de transformación y conciencia científica nacional.


Hoy día, la relación entre los tres sujetos imprescindibles para la transformación puede describirse como pre-científica, tendiente a una relación de tipo semi-religiosa (totemista) entre aquellos que apoyan a la 4T; un antagonismo irracional y hasta fascista-sicótico (“quemar vivo a los morenistas”) en algunos grupos opositores y de despolitización en otros sectores de la población. Esta situación polarizada no es un buen presagio para el futuro del país.

6. Desidia ante la Violencia anti-feminina

La desidia de la 4T ante la violencia contra las mujeres y su incapacidad de elevar la conciencia de la nación mediante este tema, desafía el sentido común. Como todo movimiento social de envergadura, también la lucha por la liberación de la mujer produce sectores vanguardistas, mainstream y corrientes sectaristas. Cada uno de esos sectores requiere un tratamiento específico. Para el mainstream del movimiento es imprescindible explicarle las condicionantes ideológicas de la “invisibilidad” y maltrato secular de las mujeres, que son inseparables de las estructuras familiares machistas latinoamericanas y las estructuras de poder de las religiones monoteístas reaccionarias, como el catolicismo, el integrismo protestante, el Islam y el Judaísmo, entre otros.


Romantizar a la familia mexicana diciendo que “las familias mexicanas son solidarias, fraternas y producto de una cultura milenaria”, no contribuye a generar conciencia sobre el problema ni ayuda a superarlo. Porque es obvio, que esos sistemas operan más sobre la dinámica de los dramas reales de Shakespeare y las tragedias griegas, que sobre la fraternidad.


Lo mismo es cierto para el discurso respectivo al 8 de marzo, que sostuvo que la policía no es para reprimir sino para “contener”. La razón de ser de la policía en todo el mundo es la represión legalizada y legitimada. No reconocer y explicar tal realidad objetiva genera ilusiones sobre el funcionamiento de las sociedades actuales. La violencia sectarista reaccionaria, muchas veces teledirigida desde sectores dominantes, como la de las personas que echaron gasolina a mujeres policías y le prendieron fuego, es inaceptable bajo cualquier pretexto ideológico. Se trata, simple y llanamente de un intento de homicidio o asesinato, que debe ser discutido nacionalmente y sancionado como tal.

7. Mujeres y Elección

La importancia nacional de las elecciones de junio radica en dos aspectos: obtener los votos necesarios para dominar el presupuesto federal y poder modificar la constitución. No se sabe todavía, cuál será el impacto de los tres grandes errores de la 4T –destrucción de Morena, actitud pre-científica ante el Covid y desidia ante la violencia contra las mujeres-- sobre el sufragio. Una muestra estadística representativa a nivel nacional con evaluación multifactorial ponderada arrojaría luz sobre tal incógnita, pero, es dudoso, que alguna institución seria la emprenda. El anuncio gubernamental de la duplicación de las pensiones, la eficacia de la vacunación contra el Covid y el estado bonzai de la oposición jugarán un papel clave en el proceso.


Sin embargo, hay algunos parámetros empíricos que indican una creciente politización de las mujeres en torno al tema, como sugiere la conflictiva nominación de Félix Salgado en Guerrero o el opaco procedimiento morenista llamado “encuesta”, en Puebla.


8. Tiangis electoral en Puebla

En esa importante metrópoli, la presidenta municipal morenista Claudia Rivera Vivanco ha sido emplazada públicamente por la Red de Mujeres 4T a reconsiderar su intención de reelección, debido a que no tiene apoyo real de los poblanos. Propone la Red, que otro representante de la Cuarta Transformación “pueda seguir instaurando el proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador”, debido a que “se deben priorizar los intereses del partido y no los propios”. La Red respalda las aspiraciones del morenista Gabriel Biestro, que como presidente del Congreso de Puebla logró avances legislativos sustanciales para la mujer en ese estado católico-conservador y que lleva la delantera para ser candidato morenista a la presidencia.


Sin embargo, hay una coalición pro-Rivera, compuesta por la presidenta, un influyente senador morenista poblano, algunos funcionarios locales y la presidenta del Consejo Nacional de Honor y Justicia (CNHJ) de Morena, que pretende hacer exactamente lo que advierte la Red de Mujeres 4T: priorizar intereses grupales por encima de los intereses del partido y de la 4T, marginando a Biestro para renovar el mandato de la presidenta fracasada. Si la maniobra de reelección de la presidenta falla, la plaza caerá otra vez en manos del PAN. Pero, esto no parece importarle a esa facción.

9. El Megaproyecto “Mujer”

Ojalá que alguien en Palacio Nacional escuche la exhortación de la Red de Mujeres 4T de Puebla que “se deben priorizar los intereses del partido y no los propios”, porque es obvio que con un comentario del presidente se acabaría el disfuncional caos de intereses faccionístas, que ponen en peligro la hegemonía de Morena en Puebla.


Y ojalá, que algún día en Palacio Nacional se eleve el problema de la liberación de la mujer a la categoría de “megaproyecto” como el Tren Maya y la Refinería Dos Bocas. Un buen comienzo de tal megaproyecto sería la apertura inmediata de 3,000 Casas de Protección para Mujeres en Peligro en todos los municipios mexicanos, protegidas por 40,000 policías armados y cárcel obligatorio prolongado para golpeadores, así como sanciones fuertes para los funcionarios que los protegen.

Con tal Megaproyecto de liberación de la “mitad del cielo” (Mao), Andrés Manuel López Obrador no sólo movilizaría votos esenciales para la elección del 6 de junio, sino que les quitaría a las fuerzas de desestabilización una bomba de tiempo, que se hace más y más explosiva al paso del tiempo.


Porque, como solía recordar el primer presidente socialcristiano latinoamericano del Siglo 20, el General Juan Domingo Perón: “Hechos hablan más que palabras”.



Las ideas argumentos y análisis expuestos, son responsabilidad de sus autores y no necesariamente coinciden con el criterio de ciencialibertad.org


Ahora puedes descargar nuestro contenido en PDF aquí...


Feminicidios Fin del Megaproyecto 4T y Elecciones federales de Junio
.pdf
Download PDF • 685KB

25,228 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com