Buscar
  • Libertad Diario

¿ES POSIBLE QUE EU SEA LA SOLUCION A NUESTROS PROBLEMAS?

Guillermo Fabela Quiñones


Las visitas a Palacio Nacional de John Kerry, enviado especial del presidente de Estados Unidos para asuntos de cambio climático, han sido recurrentes en los últimos meses. Lo que trascendió de la última de estas reuniones, la semana pasada, es lo declarado por el propio Kerry: “El presidente López Obrador ha sido muy claro: el sector privado podrá participar de diversas formas para invertir y ser parte de esta transición (hacia energías limpias)… Tenemos que trabajar juntos y asociarnos en el futuro”.

Cabe preguntar si acaso ha cambiado algo en la relación bilateral que ponga en entredicho el predominio de Estados Unidos sobre la vida económica del país. Para el gobierno estadunidense parece que así es, aunque la realidad muestre lo contrario, como lo ejemplifica el conflicto con la empresa Calizas Industriales del Carmen (Calica), filial de Vulcan Materials Company, la cual fue autorizada a explotar una zona rica en ese material desde fines de la década de los ochenta, en pleno auge del neoliberalismo y las privatizaciones.


SERIA GRANDIOSO DEJAR DE SER EL PATIO TRASERO DE EU


El mandatario mexicano informó el miércoles que se presentará una denuncia internacional contra dicha empresa que ha provocado daños ecológicos incalculables y culturales al provocar derrumbes en zonas arqueológicas. Sin embargo, no ha dejado de trabajar como se había acordado una vez que el propio López Obrador ordenó la suspensión de sus labores, al comprobarlo en un vuelo que hizo por esa área de Quintana Roo, rica en yacimientos calizos. Como resultado, la empresa abrió un litigio internacional contra el gobierno de México por un monto de mil 500 millones de dólares para resarcir el daño a sus inversionistas.

Por su lado, el embajador Ken Salazar, en conferencia de prensa días después para hablar sobre los resultados de la Cumbre, sentenció que “la solución de los problemas del continente se encuentra en América”. Así lo afirmó al criticar el “acercamiento” de Cuba, Venezuela y Nicaragua a China y Rusia. Cabe puntualizar que nada sería más recomendable que así sucediera, pero la realidad nos muestra que eso está muy lejos de suceder, como lo atestiguan diversos flagelos que afectan dramáticamente a los pueblos latinoamericanos, todos ellos como consecuencia de mantener vigente el concepto ideológico del Destino Manifiesto.


LA POMPOSA “DECLARACION DE LOS ÁNGELES”, DESALENTADORA


Las relaciones entre la súper potencia con los países de la Patria Grande han sido siempre muy desfavorables para los pueblos latinoamericanos, eso no lo puede negar la Casa Blanca, los hechos históricos son prueba concluyente y son tantos que no pueden recordarse en espacios periodísticos. La creciente ola migratoria es una prueba de que, con otra actitud de parte de las élites del poder estadunidenses, otra muy diferente sería la situación. Lo mismo puede decirse en relación con lo que sucede en el mundo como consecuencia de la explotación de que fueron víctimas los países africanos por los imperios europeos durante tres siglos.

Tan dramática realidad se vio agravada durante las últimas tres décadas, tanto por la explotación que facilitó el modelo neoliberal, el cual no tuvo freno alguno ante la hegemonía de la unipolaridad global luego de la desaparición de la URSS y con China en vías de salir del atraso medieval. ¿Acaso en este lapso que lleva cuatro décadas ha demostrado Estados Unidos una elemental voluntad para ser la solución a los problemas del subcontinente? De más está decir que no existe aún tal actitud, como lo patentiza la pomposa Declaración de Los Ángeles sobre Migración y Protección, en la que lo más destacado fue el compromiso de autorizar 314 millones de ayuda para migrantes en la región.


PRIORIDADES GEOPOLITICAS DE EU ESTAN EN OTRAS LATITUDES


Es obvio que seguimos siendo su “patio trasero”, realidad que no podrá revertirse sólo con promesas. Las prioridades geopolíticas de la súper potencia están en otras latitudes. Mientras el presidente Biden dispuso 11 mil visas de trabajo temporal a migrantes de Haití y Centroamérica, en dos años, autorizó recibir de forma inmediata a 100 mil ucranianos. Sólo en abril de este año 234 mil personas fueron detenidas en la franja fronteriza y cerca de 2 millones fueron expulsadas a México, a partir de que, en marzo de 2020, Donald Trump puso en vigor la disposición que faculta a las autoridades migratorias deportar de inmediato a indocumentados, bajo el pretexto del combate a la pandemia de Covid-19, ordenamiento denominado Título 42, aún vigente.


La solución a nuestros problemas estructurales de mucho tiempo atrás no está en manos de la Casa Blanca, mucho menos en la actualidad cuando su complejidad es mucho mayor, no sólo por la desigual interdependencia económica, ratificada en el T-MEC, sino por la urgencia de que la sociedad mexicana salga de su marasmo y sea consciente de su fuerza, adormecida por tantos años de inmovilismo social desde los años ochenta, ahora neutralizada por la demagogia del actual gobierno con el disfraz de una supuesta “democracia participativa”. La realidad es que no ha habido cambios estructurales, como lo prueba la preeminencia de la cúpula oligárquica sobre las decisiones gubernamentales de fondo.


PROBLEMAS ESTRUCTURALES DEL PASADO SIGUEN VIGENTES


Lo más desolador es que no se vislumbra los haya en lo que resta del sexenio, al complicarse aún más la situación económica mundial con repercusiones más graves aquí, por no haber sido atendidas a tiempo las causas profundas de la creciente desigualdad y el nulo crecimiento real, como debió hacerse al inicio del actual gobierno con la implementación de políticas económicas contra cíclicas, lo que no se hizo debido al afán de dar prioridad a la demagogia efectista pero ajena a la racionalidad que demandaba poner freno a la crisis del neoliberalismo.

De ahí que muchos problemas estructurales del pasado sigan tan vivos como antes, incluso peor por la gravedad de la emergencia que vive la humanidad con el desplazamiento, por primera vez en la historia, de más de 100 millones de personas en el mundo, como lo acaba de reconocer la ONU, fenómeno que se pretende ocultar bajo la guerra en Ucrania, a fin de enmascarar los abusos del neoliberalismo durante más de tres décadas.

¿Acaso no es un tema del pasado que el sindicato de la trasnacional Arcelar Mittel México, el mayor complejo siderúrgico de América Latina, se viera obligado a estallar la huelga ante la negativa empresarial de entregar el reparto de utilidades a que tienen derecho sus 3 mil 500 trabajadores? Les ofrece 50 mil pesos, cuando en su contrato colectivo está estipulada la cantidad de 380 mil pesos. Esta empresa fue privatizada en 1991 por Carlos Salinas de Gortari, en ese entonces era una de las principales empresas paraestatales mexicanas, se denominaba Siderúrgica Lázaro Cárdenas-Las Truchas.


MemoF.Q@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23




Los artículos e ideas aquí plasmados, son responsabilidad de los autores y no corresponden necesariamente con el criterio editorial de ciencialibertad.org


También puedes descargar este artículo aquí…


ES POSIBLE QUE EU SEA LA SOLUCION A NUESTROS PROBLEMAS
.pdf
Download PDF • 454KB

1162 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo