Buscar
  • Libertad Diario

Embaucadores globales de la Democracia Liberal se reúnen en la Taiwán separatista.

Embaucadores globales de la Democracia Liberal se reúnen en la Taiwán separatista. Ucrania y Taiwán: dos Frentes, una misma Guerra

Movimiento Mundial Imperialista por la Democracia se reúne en Taiwán

Heinz Dieterich 22/10/22


1. Farsantes globales de la Democracia Liberal Imperialista


La 11ª Asamblea Global del Movimiento Mundial por la Democracia --11th Global Assembly of the World Movement for Democracy (WMD) – comienza en Taiwan, el 25 de octubre, donde se va a “destacar el compromiso” del gobierno de Tsai Ing-wen, de “fortalecer la cooperación entre socios afines para resistir el autoritarismo”.


El evento es organizado por el National Endowment for Democracy (NED; “Fundación Nacional para la Democracia”), con sede en la capital de Estados Unidos, Washington, D.C., que sirve como el Secretariado del Movimiento Mundial (World Movement Secretariat). Se van a reunir unos “300 activistas por la democracia, expertos, legisladores y donantes (sic) de 70 países”, que deliberarán sobre “contramedidas dirigidas a los desafíos autoritarios de hoy y cómo fomentar la democracia”.


La farsa imperialista en la provincia de China, que viola abiertamente los acuerdos constitutivos de la relación interestatal entre ambas superpotencias (“un país, dos sistemas”), es parte integral de la política centenaria anticomunista estadunidense, enfocada hacia la destrucción del Partido Comunista de China (PCCh). En términos recientes, es parte del “pivote asiático” de Obama, del uso del Smart power de Clinton-Soros, de la prolongada agresión de Trump, de las provocaciones bélicas bipartidistas de la fauna imperialista tipo Pelosi, Graham et al, y del último intento de destrucción de China vía el Blitzkrieg tecnológico contra la industria del ADN del Siglo 21, los semiconductores avanzados (21. de octubre).


La NED de Estados Unidos, caracterizada correctamente por el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, como la “segunda Agencia Central de Inteligencia (CIA)” de Washington, bajo su fachada circense de “Movimiento Mundial por la Democracia”, cuenta, por supuesto --como el tiburón con las remoras-- con comparsas coreográficas acompañantes, como la Taiwan Foundation for Democracy, Garden of Hope Foundation, Taiwan Tongzi (LGBTQ+) Hotline Association, Information Operations Research Group (IORG), Taiwan Youth Association for Democracy y así, ad nauseam.


2. Los Gladiadores del circo romano gringo

Los oradores de la Asamblea Global serán la Premio Nobel de la Paz y presidenta del Comité Directivo del Movimiento Mundial por la Democracia, Maria Ressa (Filipinas), y Anne Applebaum, “periodista, historiadora, columnista y escritora estadounidense especializada en anticomunismo” (Wikipedia) y miembro del Council on Foreign Relations (CFR), del más influyente Think Tank del imperialismo liberal estadunidense desde 1921. Applebaum centrará su discurso en “cómo luchar por la democracia y fortalecer un ecosistema de medios basado en hechos”. La ministra digital de Taiwán, Audrey Tang, “destacará la resiliencia democrática y la innovación de Taiwán frente a los desafíos autoritarios”, al tiempo que subraya su disposición a “construir y liderar una unidad más fuerte entre las democracias de todo el mundo”.


3. Taiwán y Ucrania: Dos Frentes de la misma Guerra

El programa del evento no deja dudas sobre su objetivo estratégico. Reza textualmente: “Reconociendo a Taiwán y Ucrania como dos de las principales líneas de frente de la lucha por la democracia en la actualidad, la Asamblea Mundial facilitará el aprendizaje entre los defensores de la democracia taiwaneses y ucranianos, junto con otros de todo el mundo, para combatir la desinformación y la desinformación, fortalecer las habilidades de autoorganización y reunir una alianza global. La cena de apertura contará con una conversación entre el ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, y el presidente del Comité Parlamentario de Política Exterior de Ucrania, Oleksandr Merezhko, que será co-moderada por el presidente y CEO de la Fundación Nacional para la Democracia, Damon Wilson y Maria Ressa.”



4. La Fundación Nacional para la Democracia

La NED fue fundada en 1983 por Ronald Reagan, el autor de la criminal guerra de agresión de regime change contra la Nicaragua sandinista (1980-1990), que causó 30,000 muertos en el país centroamericano. Sin asomo alguno de ironía, el actor de cine Ronald Reagan --un temprano Zelensky-- con la ayuda de Margaret Thatcher, presentó a la NED como “una fundación independiente, sin fines de lucro, financiada por el Congreso…para asistir a una campaña por la democracia (to assist a campaign for democracy)”.


Actualmente, la institución “no-gubernamental”, bajo la conducción de su presidente y CEO Damon Wilson, apoya más de 2,000 proyectos en 100 países. Cuando el funcionario trabajó en el Departmentó de Estad, “ayudó a ampliar la OTAN”. En el National Security Council (NSC) sirvió de 2004 a 2006, como director para Asuntos de Europa Central, Oriental y del Norte, “pushing to welcome more nations into NATO, strengthen relations with our allies, and to support a democratic Ukraine”. De 2007 a 2009 tuvo una posición ejecutiva en el NSC, trabajándo para avanzar “a Europe whole and free and to counter Russian aggression, especially in Georgia”.


Estos son los gladiadores de la democratización del mundo, que ahora se reúnen en Taiwán, tratando de avanzar el proyecto estratégico de disolución de China, que Obama-Clinton fincaron en dos vectores de poder: el pivote hacia Asia, 2011 (“pivot” or “rebalancing” toward the Asia-Pacific region)

y el smart power diplomacy, 2009. Clinton: “Debemos usar lo que ha sido llamado smart power — la gama completa de herramientas a nuestra disposición — tanto diplomáticas, económicas y militares, como políticas y culturales, escogiendo la herramienta más acertada, o la combinación de las mismas, para cada situación. Con el smart power, la diplomacia será la vanguardia de la política externa.” ​


5. Disfuncionalidad total de la “Democracia liberal” burguesa

Todo sistema, para su instalación y rendimiento eficiente, tiene que cumplir con determinados system requirements. Es decir, cumplir con las condiciones internas y externas que determinan sus grados de libertad. Tales prerrequisitos para la operación funcional de la democracia burguesa fueron formulados in extenso por sus fundadores político-filosóficos, como Locke, Montesquieu, Rousseau etc. Sin embargo, el estrepitoso fracaso del experimento social con el modelo de gobernanza de la democracia representativa liberal, desde la Glorious Revolution inglesa de 1688 hasta la fecha revela, que las condiciones endógenas necesarias para su funcionamiento práctico y evolutivo nunca fueron instrumentadas por las clases dominantes capitalistas o, en su caso, sistemáticamente destruidas. Mencionemos algunos de estos prerrequisitos destruidos para el caso de la democracia burguesa más avanzada y ejemplar: Estados Unidos.


1. Los partidos políticos, supuestamente la correa de transmisión entre el pueblo y el poder estatal, hoy día no son más que franquicias corruptas al servicio de sectores oligárquicos, cuya única razón de ser consiste en ganar elecciones, para usurpar el plus-producto social en beneficios de ellos mismos y sus amos corporativos, estatales e ideológicos.


2. El parlamento no es un foro público en búsqueda dialogante de la verdad y del diálogo racional a fin de optimizar las decisiones referentes al bien común, sino una cámara de aclamación de esas decisiones tomadas por las cúpulas.


3. La discusión “pública” y los “medios de “comunicación”, funciones públicas fundamentales para la democracia real, son controlados por una cofradía de billonarios (Murdoch, Soros, Bezos, Musk, Zuckerman, etc.), cohortes de bots pagados, gobiernos corruptos, mafias “religiosas”, chamanes y mandarines comerciales. Son sistemas de guerra sicológica que en su conjunto constituyen una máquina de guerra capitalista, destinada a la lobotomía cultural de las clases subordinados y el fomento sistemático de la alienación.


4. Los ciudadanos no son, en su gran mayoría, sujetos racionales, informados y éticos de la época de la razón (ilustración) y de los founding fathers de la democracia, sino esencialmente perros de Pavlov, programados por consumismo, sobreexplotación laboral, mentiras, basura como tik tok y represión.


5. La educación y la cultura, los dos subsistemas sociales adaptivos complejos (Complex Adaptive Systems, CAS), cuya función es convertir a los hominidae recién nacidos en sujetos éticos, racionales y responsables, están en manos de los chamanes delincuentes de Woke, transgénero, tik tok etc., no de la ciencia, conciencia y ética avanzada que requiere la socialización del Siglo 21; ni de los preceptos de la ilustración, sobre los cuales los founding fathers filosóficos de la democracia moderna burguesa elaboraron el edificio de la democracia liberal.


6. La división de poderes de Montesquieu o Locke es inexistente; una entelequia sustituida por el consenso oligárquico, nutrido por intereses de clase (dominación/explotación) y pertenencia social, que comparten los power elites del status quo (C.Wright Mills), dentro de un sistema de rotación incestuoso entre Big Business, Big Government y los Militares.


7. Como muestra el apoyo de unas cuarenta democracias occidentales a la guerra de agresión de Washington contra Rusia en Ucrania, la naturaleza imperialista y bélica de esas democracias burguesas es dominante en la convivencia con otros Estados, sistemas y pueblos.


8. La democracia estadunidense no es “a government of the people, by the people and for the people” (Abraham Lincoln), sino una oligarquía gobernada de facto por Wall Street y el Pentágono. Tampoco es nada representativo de la sociedad estadunidense, como demuestran irrefutablemente las estadísticas empíricas respectivas del propio Congreso en Washington. La clasificación científicamente correcta para ese sistema es la de una teocracia nuclear oligárquica “no-representativa”, disfuncional e imperialista.

Este resultado final del experimento socio-político de los puritanos anglosajones en América, no es aleatorio sino consecuencia ineludible de una economía de mercado capitalista, tal como sabemos desde las obras de Aristóteles sobre la crematística y, científicamente, desde “El Capital” de Marx/Engels. En esencia: la democracia real y la economía de mercado son incompatibles. Democracia real sólo es posible sobre la economía de equivalencias socialista y un Estado socialista del Siglo 21.



6. Explicación: Rousseau

La pregunta imperativa, que resulta de 73 años de fracasos imperialistas de destruir al Partido Comunista de China es, para toda persona e institución razonable: ¿Por qué el capitalismo imperialista no aprende de sus derrotas y procura una co-existencia pacífica entre el Capitalismo del Siglo 21 y el Socialismo del Siglo 21, en lugar de poner el planeta al borde del holocausto nuclear?

La respuesta más profunda a esta pregunta existencial es sencilla y nadie la ha formulado con más claridad que el gran filósofo francés Jean Jacque Rousseau:


« En effet, s’il n’est pas impossible qu’une volonté particulière s’accorde sur quelque point avec la volonté générale, il est impossible que cet accord soit durable et constant; car la volonté particuliere tend, par sa nature, aux préférences, et la volonté générale a l´egalité.”


"De hecho, si no es imposible que una voluntad particular está de acuerdo en algún punto con la voluntad general, es imposible que este acuerdo sea duradero y constante; porque la voluntad particular tiende, por su naturaleza, a las preferencias, y la voluntad general a la igualdad. (Jean-Jacques Rousseau, 1712-1778, Du Contrat Social, II.1., 1762.)



7. Necesidad de una Nueva Superestructura a nivel mundial


La cultura china ha entendido desde hace dos mil años que la justicia en la interacción entre gobernantes y gobernados es fundamental para la paz social y el desarrollo. La vanguardia gobernante de China, el PCCh, ha tenido esa conciencia autóctona de 2000 años --que se enlaza con la modernidad europea burguesa temprana, refundada y re-sustanciada en el gran paradigma científico-ético de transición hacia la sociedad sin clases, de Marx, Engels, Lenin y Mao-- desde su fundación en 1921. El presidente Xi Jinping, como todos sus antecesores desde 1949, el core leader quién guía actualmente al Partido --el cual, a su vez conduce dialécticamente al Estado y al pueblo-- ha reafirmado la esencial importancia de un sistema de legislación del Estado que sea funcional y justo, en el cual la atención a las necesidades del pueblo tiene que ser el imperativo categórico de la praxis del PCCh. En sus palabras “las leyes son “la máxima representación de la justicia” en la sociedad, cuyo referente principal es el pueblo.



8. China y el Mundo


Con la dialéctica del materialismo científico, que ha guiado la triunfante praxis y teoría del PCCh durante los cien años de su existencia, Xi, el revolucionario marxista más grande de la actualidad, terminó el XX Congreso del Partido con la frase: China no puede desarrollarse sin el mundo, y el mundo también necesita a China.


Ante ese realismo y sabiduría del líder de un Partido Comunista de China sólidamente unido, qué pueden hacer los embaucadores de 70 países de la democracia liberal imperialista en Taiwán y sus momios representantes del complejo militar-industrial-financiero de Washington?


El imperialismo ya ha perdido la guerra contra Rusia y también la está perdiendo contra China. Sin duda, un hermoso nuevo amanecer del Socialismo y Marxismo del Siglo 21, que acerca a los pueblos a la emancipación final: la sociedad postcapitalista sin clases.




Los artículos e ideas aquí plasmados, son responsabilidad de los autores y no corresponden necesariamente con el criterio editorial de ciencialibertad.org

1237 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo