Buscar
  • Libertad Diario

Asomo del "Nuevo Orden" Mundial




APUNTES…


Guillermo Fabela Quiñones


El secretario general de la ONU, Antonio Guterrez, sentenció: “La pandemia ha demostrado nuestra fragilidad. Pese a todos los avances científicos y tecnológicos de las décadas recientes, nos encontramos en una crisis humana sin precedentes a causa de un virus microscópico”. No es así, por supuesto, pues este bicho es uno más de los efectos de cuatro décadas de acumulación de la riqueza global, por un cerrado grupo de corporaciones monopólicas que han secado la economía de los países en vías de desarrollo.

La ciencia y la tecnología han estado básicamente al servicio de las corporaciones, no al del bienestar y la salud de la población, menos aún al cuidado del medio ambiente. Por eso suenan huecas las palabras del jerarca del máximo organismo internacional. Puntualizó: “Necesitamos responder con unidad y solidaridad. Y un aspecto clave de la solidaridad es el aspecto financiero”. No dijo nada contra el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y los otros organismos globales dedicados al agio como nunca lo ha sufrido la humanidad.

Ahora sus representantes se desgarran las vestiduras, alarmados por las consecuencias de su absurda codicia. Guterrez pronostica que si no se detiene la pandemia, 60 millones en el planeta van directos a la pobreza extrema y las pérdidas en la producción global se elevarán a 8.5 billones de dólares. El panorama es apocalíptico, tal como estaba previsto a fin de reducir la población prescindible y sentar las bases de un mundo más ajustado a las necesidades de un nuevo orden mundial.


CONSECUENCIAS DEL PARADIGMA NEONAZI

Las consecuencias de este paradigma neonazi las está pagando incluso el pueblo de Estados Unidos, el cual encabeza el mayor número de contagios a consecuencia del Covid-19, así como de fallecimientos. Y de aquí a 2021 falta un buen tramo, cuando en la Casa Blanca habrá un relevo que no será la

garantía de que las políticas públicas del imperio vayan a cambiar en sus raíces. Por lo pronto, Trump rompió su compromiso financiero con la OMS.

Es de tal magnitud el riesgo de que la situación mundial desborde los límites de la racionalidad que hasta el secretario general de la OCDE, uno de los más firmes defensores del neoliberalismo corruptor, José Ángel Gurría, recomendó al gobierno del presidente López Obrador “un aumento de la presencia del Estado como proveedor de mayor bienestar en la población con servicios de calidad”. Aceptó la necesidad de elevar la recaudación fiscal, al tener México la tasa más baja en la materia en América Latina, 16 por ciento del PIB, apenas la mitad de los países de la OCDE

El cinismo de Gurría no tiene parangón: él fue uno de los artífices, en los treinta y seis años pasados, de implantar las políticas que permitieron la evasión fiscal y la acumulación desenfrenada de la riqueza en unos cuantos grandes magnates favorecidos por los sucesivos gobiernos del PRIAN. Ahora pretende pasar como quien da el visto bueno a lo que el actual mandatario lucha por hacer una realidad concreta: frenar la codicia de las élites.


NUEVO ORDEN HUMANISTA, O COLAPSO DEFINITIVO

Esto es tan necesario en las actuales circunstancias, como lo es proteger el futuro de las nuevas generaciones, en gravísimo riesgo por la voracidad de las grandes corporaciones cuya finalidad estratégica es acabarse unas a otras. Estamos enfrentando un fenómeno demostrativo de la irracionalidad del capitalismo ultra salvaje: un canibalismo empresarial que acabará aniquilándolas a todas.

El mundo se encuentra en medio de una cuerda floja, no por el “virus microscópico” sino por décadas de acumulación de la riqueza producida por los trabajadores, entre monopolios trasnacionales dispuestos a seguir en su mismo derrotero. De ahí la inoperancia de la ONU y sus organismos colaterales, como la OMS, corresponsables de la realidad en que nos encontramos. El nuevo orden mundial tendrá que ser humanista o el colapso final no se hará esperar.


guillermo.favela@hotmail.com

Twitter: @VivaVilla_23

0 vistas

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com