Buscar
  • Libertad Diario

Arrecia la propaganda imperialista anti-China: El caso de la supuesta “periodista” Zhang Zhan

Por Pedro R. Núñez


1. El segundo cañonazo de desinformación


El ataque anterior de la maquinaria propagandista del imperialismo contra China fue a través de un paper --ya rechazado por todas las revistas científicas serias-- que había sido elaborado por una supuesta viróloga de Hong Kong, financiada por una de las “organizaciones sin ánimos de lucro” del neofascista Steve Bannon (para ver más al respecto, consulten mi artículo anterior en www.ciencialibertad.org: https://bit.ly/38HJY7n).

El ataque más reciente, que está explotando desde el 28 de diciembre en redes sociales, es la noticia de una sentencia de 4 años de cárcel impuesta a una "periodista ciudadana" de nombre Zhang Zhan que "cubrió el brote del virus SARS-CoV-2 en Wuhan". Claro, si es que a propagar mentiras, causar pánico, saltarse las vallas sanitarias y atacar a las autoridades y trabajadores de salud en los puntos de revisión de Covid-19, se le puede llamar periodismo. Asimismo, es de resaltar que la supuesta cobertura de esta mujer comienza, según sus videos publicados en su canal de Youtube, en el mes de febrero, cuando la población de Wuhan ya tenía semanas en cuarentena estricta, por lo que no descubrió nada nuevo, ni mucho menos desveló el brote del virus.


2. Fanatismo religioso vs. materialismo dialéctico


Resulta que la señorita Zhang es, en sus propias palabras, “una persona muy dedicada a su religión, sin temor a practicarla en su máxima expresión”. En sus propios videos de Youtube, Zhang admite que, en una conversación con un paciente de Covid-19, ella le había predicado el Evangelio, diciendo que "la cruz de Jesucristo lleva los pecados de todos, y que la salvación no se encuentra en nadie más que en Jesús." Más adelante, Zhang dice en el video: "de hecho, prefiero predicar el Evangelio a los oficiales de policía y a las personas que colocarme en cuarentena” (https://bit.ly/2WYDHyM). En uno de sus artículos en los que condena al gobierno de su país, Zhang utiliza la palabra "Dios" 62 veces. Además, en otros escritos publicados, se autoproclama “elegida por Dios para cumplir su misión”. Esa curiosa elección de palabras nos recuerda a una de las principales fuentes del periodismo occidental para hablar mal de China, Adrian Zenz, líder religioso que fabricó el mito de los campos de concentración para musulmanes uighures, y que también se autoproclama “un elegido de Dios para actuar contra China”.

Pie de foto: En este artículo escrito por Zhang, aparece 62 veces el carácter “神”, que significa “Dios”.

Pie de foto: Li Dawei, un amigo con quien Zhang suele escribirse dijo: “como cristiana, Zhang Zhan decía que estaba a cargo de una misión de Dios”.

En otro video, Zhang ataca al materialismo dialéctico, el método que el Partido Comunista de China utiliza tanto en el campo teórico como en el práctico. En él, se cuestiona, "si el Covid-19 es un virus que amenaza nuestras vidas, ¿es el mecanismo social del materialismo dialéctico también un virus fatal?".

Pie de foto: Zhang Zan sosteniendo un paraguas con los escritos: "acabar con el socialismo, derrocar al Partido Comunista de China".


3. Investigación mínima indispensable: remitirse a las fuentes


Es sumamente triste y desesperanzador que el lector de noticias o internauta promedio no pueda tomarse un minuto para ver de dónde provienen las “noticias” que consume. Nuevamente, no me bastó más que un par de clicks en el ratón para saber que las fuentes que filtraron la primera nota a medios occidentales fueron el medio hongkonés Apple Daily, y el medio internacional The Epoch Times, que cualquier lector de medios orientales sabe que tienen editoriales y agendas totalmente definidas en contra del gobierno chino y del Partido Comunista de China. No es de ignorar que ambos medios tienen vínculos muy cercanos con la organización “religiosa” neo-fascistoide Falun Gong, siendo el segundo prácticamente fundado por ella (https://nyti.ms/3hqgA9u).


Incluso, el grupo Next Digital Limited, conocido anteriormente como Next Media Limited, que es dueño del diario Apple Daily, ha estado en varias controversias por amarillismo y apoyar las contrarrevoluciones de color en Hong Kong, a las que llaman movimientos "pro-democracia" (https://bit.ly/37VWzoc).


Por último, antes de ser arrestada, Zhang había estado dando entrevistas a la radiodifusora Radio Free Asia, financiada por el Gobierno de los Estados Unidos, y que tuvo origen en la década de 1950 como parte de una operación de propaganda anticomunista elaborada por la Central Intelligence Agency (CIA) (https://bit.ly/3n26ZH2).


Todas las notas sobre la supuesta “violación de derechos humanos” y “represión a la libertad de expresión” fueron después recogidas por las agencias de noticias europeas AFP, en Francia, y Reuters, en Reino Unido, quienes se encargaron de repartirlas y traducirlas para que fuesen reproducidas por los medios más populares en los demás países.


4. Hipocresía: la doctrina por excelencia de las democracias liberales


Durante 2020, Estados Unidos arrestó a 148 periodistas en el contexto de las protestas por la violencia racial policiaca, lo que representa un aumento del 1200% respecto al 2019. 71 de esos arrestos ocurrieron en una sola semana, inmediatamente después del asesinato de George Floyd. Además, hubo 1,000 casos catalogados como "violación de libertad de prensa", incluyendo golpizas, arrestos ilegales y distintos tipos de hostigamiento, un aumento del 550% respecto a 2019 (https://bit.ly/3rDfBrh).


¿Con qué autoridad se atreven las autoridades de Estados Unidos a acusar a China de violar la libertad de expresión, de censurar y atacar a periodistas cuando, tan solo hasta junio de este año, la cifra de periodistas encarcelados en su propio país asciende a 148, de los cuales un 70% (106 de 148) recibió golpizas aun teniendo sus credenciales de periodistas a la vista o identificándose como tales? (https://bit.ly/2WRE2mz).


5. Julian Assange: la prueba viviente de la hipocresía occidental

Por si fuera poco, las potencias imperialistas, con EE.UU. a la cabeza, se han encargado de hostigar, perseguir, encarcelar y torturar en la cárcel de Belmash, en Londres, a Julian Assange, un periodista de verdad que ha sacado a la luz todas las cochinadas de dichas potencias imperialistas y sus gobiernos títeres en otros países.

Pese a ello, la “valiente” prensa occidental, controlada por unos pocos monopolios del gran capital, solo se escandaliza y causa alboroto cuando se trata de algo que sucede en los países “enemigos”, como lo vemos ejemplar y diariamente en el caso de China: en esta ocasión con el arresto de la supuesta "periodista", Zhang Zhan, que ni credenciales tiene.


6. ¿Medios de comunicación o armas psicológicas?


Todo científico y toda persona con cultura y ética entiende que los eufemísticamente llamados “medios de comunicación” son en realidad aparatos de guerra psicológica de las élites dominantes para controlar a las clases sociales subordinadas y teledirigirlas conforme a sus intereses de dominación y explotación.

Ante el desastre de la política de las potencias imperialistas para controlar la pandemia del Covid-19 en Europa y el continente americano, y el gran éxito del presidente Xi Jinping de neutralizar la pandemia mediante el algoritmo chino “de las Siete Sapiencias” 中国抗疫七大智慧的算法, Zhōngguó kàng yì qī dà zhìhuì de suànfǎ (ver Heinz Dieterich, en www.ciencialibertad.org y Aristegui Noticias, https://bit.ly/3n5p7Qu), la propaganda habitual de mentiras contra China ha alcanzado un nuevo nivel.


Washington y Londres tratan no sólo de distraer la discusión pública mundial de su actitud social-darwinista-fascista frente al Covid-19, sino también, de destruir la gobernanza socialista más exitosa del mundo, cuya atractividad para las masas del Tercer Mundo crece exponencialmente.


En esta guerra de agresión, el gobierno chino hace bien en utilizar dialéctica y estratégicamente su poder nacional y global para defenderse legítimamente del tsunami de mentiras de los medios de “comunicación” de las “democracias” occidentales, para seguir su rumbo de autodeterminación y construcción del Socialismo del Siglo 21.



Las ideas argumentos y análisis expuestos, son responsabilidad de sus autores y no necesariamente coinciden con el criterio de ciencialibertad.org

4,109 vistas0 comentarios

©2020 por CIENCIA LIBERTAD. Creada con Wix.com